¿Que es la escuela?

 




 



¿Que es la escuela?

La escuela como lugar educativo

Es difícil encontrar una definición de escuela capaz de satisfacer a todo el mundo.

¿Que es la escuela?
¿Que es la escuela?

Digamos, más bien, que existen tantas definiciones de escuela como conceptos de educación seamos capaces de identificar y describir.

No obstante en todas ellas subyacen elementos comunes, núcleos fundamentales de referen que será necesario tener en cuenta para lograr una adecuada aproximación al concepto de escuela. Citamos, a continuación, algunos de ellos:

  • «la escuela es el lugar propio del trabajo formativo colectivo» (O. Willman);
  • «la escuela es una institución social destinada a la propagación y ampliación de la cultura» (Simmel);
  • «la escuela es el órgano de la educación regular, sistemática e intencional frente a la educación informal y asistemática que desarrollan otras instituciones sociales» (Findley);
  • «la escuela representa un auténtico poder educador, uno de los factores educativos más decisivos» (Góttler);
  • «la escuela es una paidocenosis, esto es, un conjunto organizado de estímulos educativos destinados a la formación de la persona humana» (García Hoz);
  • «la escuela es un bien social y un servicio público» (Cottone);
  • «la escuela es una comunidad educativa de profesores, padres de alumnos y alumnos empeñados en Ia encomiable tarea de su propio perfeccionamiento humano» (A. Pires).

Evidentemente puede aceptarse que la escuela es una institución social, creada en la sociedad y por la sociedad. No podemos decir lo mismo respecto a sus objetivos ya que la escuela no puede rendir servicio a la sociedad sin haberse prometido preferencialmente a mejorar al individuo.

Una de cada cuatro personas asiste a la escuela. No hay en el mundo, que yo sepa ninguna empresa con tan alto número de clientes.

Pese a quienes no toleran, por razones diferentes, la existencia y acción educativa de la escuela, su audiencia crece progresivamente, dando lugar al fenómeno sociodenominado por Cros «explosión escolar».




Los aldabones de las puertas de la escuela suenan hoy insistentemente movidos por quienes solicitan con justicia el nuesto escolar del que la sociedad les hace acreedores. En muchos países, la presión de la demanda excede las posibilidades de la oferta. Las aulas ya no son suficientes y la escuela busca en los mass-media, televisión, internet,… y en los recursos de la comunidad una acción colaboradora.

Durkheim ha demostrado brillantemente que la escuela es de la sociedad, de un tipo concreto de sociedad, en ella nace y a ella se debe. Las relaciones de la escuela con la sociedad no son unas relaciones de compromiso. O la escuela es de la sociedad y para la sociedad, o está llamada a desaparecer.

Dos opciones se abren a nuestra consideración al analizar la escuela como institución social:

a) Cuando la sociedad se sirve de la escuela para perpetuarse, y entonces la escuela se convierte en crisol de consenso social, medio por el que la sociedad asegura la continuidad de su propia existencia.

b) Cuando la escuela no renuncia a su genuino papel de «agente de cambio» de la propia sociedad.

 

También es correcto afirmar que la escuela es una institución cultural, ya que la conservación, transmisión y creación de la cultura corresponde a la escuela. En el límite, denunciaríamos como ineficiente toda acción educativa de la escuela que sólo participase de la cultura escolar sensu strictu, de espaldas, ajena, sorda, a otras dos formas de cultura, la cultura de la élite y la cultura popular. La escuela tiene el deber de tender el puente a estas tres formas culturales y desarrollar sus programas integralmente.

Para muchos educadores, la escuela es, además, una institución ético-religiosa que ha de formar al hombre completo, en toda su riqueza y en la variada complejidad de sus expresiones y compromisos.

Si todo hombre está destinado a ser un éxito, un hombre sin vida religiosa es un hombre inacabado para un mundo finito.

Que la escuela sea una institución nacional no significa proclamar la nacionalización de la escuela, tesis superada en la los Países Europeos y vigente exclusivamente donde existen afanes o realidades políticas totalitarias.

Una lícita intervención y un arbitraje de los poderes públicos en la vida de la escuela ha de hacerse compatible con la tesis del pluralismo pedagógico y la libertad de enseñanza.

La escuela, además, ha de ayudar al crecimiento cuantitativo del hombre solidario, abierto, de marcado espíritu internacional, ciudadano del universo.

De otro lado, conviene precisar que, efectivamente, la escuela es un poder educativo auténtico, pero ha de tomar conciencia de que existen otros poderes educativos (la familia, las religiones, la sociedad, los medios de comunicación cultural y social y los valores) con los que debe vincularse y conectarse en servicio de la comunidad.

¿Que es la escuela pata ti y que funciones debe desempeñar? Comentalo abajo.









Puedes escribir tus opiniones y comentarios con tu cuenta de Facebook o directamente en la parte inferior de la página.





Te ha resultado útil o interesante


Por favor valora
"¿Que es la escuela?"


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)

Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.





Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*




: .