Saltar al contenido
Deberes escolares » Charlas educativas » Srdja Popovic: Cómo derrocar a un dictador – Charla TEDxKrakow

Srdja Popovic: Cómo derrocar a un dictador – Charla TEDxKrakow

Charla «Srdja Popovic: Cómo derrocar a un dictador» de TEDxKrakow en español.

2011 fue un año extraordinario de resistencia mediante el poder popular. Empezó con la Primavera Árabe y se extendió por todo el mundo. ¿Por qué se desarrolló esta resistencia con éxito? Srdja Popovic —quien dirigió el movimiento no violento que depuso a Milosevic en Serbia en 2000— expone qué planes, habilidades y herramientas necesita cada movimiento, desde las tácticas no violentas hasta el del humor. (Filmado en TEDxKrakow.)

  • Autor/a de la charla: Srdja Popovic
  • Fecha de grabación: 2011-11-23
  • Fecha de publicación: 2011-12-05
  • Duración de «Srdja Popovic: Cómo derrocar a un dictador»: 722 segundos

 

Traducción de «Srdja Popovic: Cómo derrocar a un dictador» en español.

Buenas tardes, me siento orgulloso de estar en TEDxKrakow.

Hablaré acerca de un fenómeno que puede y que, en realidad, está cambiando el mundo y es el poder popular.

Empezaré con una anécdota, o para los amantes de Monty Python, es una especie de sketch a la Monty Python.

Es el 15 de diciembre de 2011.

Alguien te reta a mirar en una bola de cristal, para ver el futuro; el futuro será certero.

Pero lo debes compartir con el mundo.

La curiosidad mata al gato, así que aceptas el reto.

Miras a través de la bola de cristal.

Una hora más tarde te ves sentado en un edificio de la TV en un programa y explicas la historia: «Antes de finales del 2011, Ben Ali, Mubarak y Gadafi serán derrocados y procesados.

Saleh de Yemen y Assad de Siria serán desafiados, o ya doblegados.

Osama bin Laden estará muerto, y Ratko Mladic estará ante el tribunal de La Haya».

Ahora, el moderador te mira con una expresión extraña en la cara.

Y luego, además de todo lo dicho, añades: «Y miles de jóvenes de Atenas, Madrid y Nueva York se manifestarán por justicia social, inspirados por los árabes».

Lo siguiente que recuerdas son dos tipos de blanco que te ponen una extraña camisa y te llevan al psiquiátrico más cercano.

Por eso quisiera hablar sobre el fenómeno detrás de lo que ya parece ser un año muy malo para los malos y sobre este fenómeno del poder popular.

El poder popular existe ya hace tiempo.

Ayudó a Gandhi a sacar a los británicos de la India.

Ayudó a Martin Luther King a ganar su histórica lucha racial.

Ayudó a Lech Walesa a echar a un millón de tropas soviéticas de Polonia, que fue el principio del fin de la Unión Soviética, como ya sabemos.

Entonces, ¿cuál es la novedad? Lo que parece ser muy nuevo y es la idea que desearía compartir con Uds.

hoy, es que existen normas y habilidades, que pueden aprenderse y enseñarse con el objetivo de luchar con éxito de forma no violenta.

Si esto es cierto, podemos ayudar a estos movimientos.

Primero: habilidades analíticas.

Intentaré explicar cómo comenzó todo en Oriente Medio.

Durante muchos años, hemos vivido con una percepción muy equivocada de Oriente Medio.

Parecía la región congelada.

Literalmente parecía un refrigerador.

Y allí sólo había dos tipos de comida.

Filete que representa a Mubarak o Ali-Ben, un tipo de dictadura militar-policial o una papa que representa a Teherán, un tipo de teocracia.

Y todo el mundo se sorprendió cuando el refrigerador se abrió y millones de jóvenes, principalmente laicos exigieron un cambio.

¿Saben qué? Ellos no consultaron la demografía.

¿Cuál es el promedio de edad de un egipcio? 24.

¿Cuánto tiempo estuvo Mubarak en el poder? 31.

Por lo tanto, este sistema estaba obsoleto, había expirado.

Personas jóvenes de todo el mundo despertaron una mañana, y comprendieron que el poder estaba en sus manos.

El resto lo vimos este año.

Y ¿saben qué? La misma Generación Y, con sus normas, con sus herramientas, con sus juegos, y con su idioma, que me suena un poco extraño…

Tengo 38 años…

¿Y pueden ver la edad de las personas en las calles de Europa? Parece que la Generación Y está surgiendo.

Ahora, déjenme poner otro ejemplo.

Me encuentro con diferentes personas en todo el mundo, académicos, profesores, médicos…

y siempre hablan de condicionantes.

Dirán: «El poder popular funcionará sólo si el régimen no es demasiado opresivo».

Dirán: «El poder popular funcionará, si el ingreso del país es entre X y Z».

Dirán: «El poder popular funcionará sólo si hay una presión exterior».

Dirán: «El poder popular funcionará sólo si no hay petróleo».

Y, digo, hay una serie de condicionantes.

Bueno, la noticia es que sus habilidades durante el conflicto parecen ser más importantes que los condicionantes.

Esto es, capacidad de unidad, planificación y mantenimiento de la no violencia.

Veamos un ejemplo.

Soy de un país llamado Serbia.

Nos costó 10 años unir a 18 líderes de los partidos de la oposición, con sus grandes egos, bajo un único candidato contra el dictador los Balcanes, Slobodan Milosevic.

¿Saben qué? Ese fue el día de su derrota.

Vean a los egipcios, luchan en la plaza Tahrir, se han deshecho de sus símbolos individuales.

Aparecen en la calle sólo con la bandera de Egipto.

Les daré un contraejemplo.

Vieron 9 candidatos aspirando a la presidencia contra Lukashenko.

Todos conocemos el resultado.

Así que la unidad es importante.

Y se puede lograr.

Lo mismo ocurre con la planificación.

¿Alguien ha mentido sobre el éxito de la revolución espontánea no violenta? Esto no existe en el mundo.

Cada vez que vean a jóvenes ante la línea tratando de fraternizar con la policía o el ejército, alguien previamente lo ha pensado.

Al final, la consigna es no a la acción violenta.

Y este es probablemente el cambio en el juego.

Si se mantiene la acción no violenta, tenemos las de ganar.

Tenemos 100 000 personas en una marcha no violenta, un idiota o un agente provocador tira una piedra.

¿Saben lo que enfocarán todas las cámaras? Un solo acto de violencia puede literalmente destruir el movimiento.

Pasemos a otro tema.

Vamos a la selección de estrategias y tácticas.

Hay ciertas reglas a seguir en la lucha no violenta.

Primero, empezar poco a poco.

Segundo, escoger las batallas que se pueden ganar.

Aquí en esta sala sólo somos 200.

No vamos a convocar una marcha para millones.

Pero ¿y si organizamos la propagación mediante graffiti durante la noche, por todo Cracovia? La ciudad lo sabrá.

Así, recogemos las tácticas adaptadas para el evento, todo esto que llamamos pequeñas tácticas de dispersión.

Son muy útiles en la opresión violenta.

En realidad, somos testigos de una de las mejores tácticas de la historia.

Fue en la plaza Tahrir, donde la comunidad internacional estaba constantemente en vilo de que los islamistas hicieran suya la revolución.

Organizaron protección de cristianos donde los musulmanes oraban, una boda copta aclamada por miles de musulmanes, El mundo acaba de cambiar la imagen, pero, alguien lo había planeado y pensado previamente.

Así que hay muchas cosas que se pueden hacer en vez de ir solo a un lugar, y gritar exhibiéndose ante las fuerzas de seguridad.

Ahora bien, existe también otra dinámica muy importante.

Se trata de una dinámica que los analistas normalmente no ven.

La dinámica entre temor y apatía, por un lado, y entusiasmo y humor, por otro lado.

Por lo tanto, funciona como en un videojuego.

Uno tiene un gran temor, tiene un status quo.

Al tener aún mayor entusiasmo, el miedo empieza a disiparse.

Día dos, se ve a la gente corriendo hacia la policía en vez de a la policía.

en Egipto, se puede decir que algo está sucediendo.

Y luego, se trata del humor.

El humor es un modificador de poderoso, y, por supuesto, fue muy potente en Polonia.

Éramos un grupito de estudiantes locos en Serbia, cuando hicimos esta gran escenificación.

Pusimos el barril de gasolina con un retrato del presidente en medio de la calle principal.

Había un agujero en la parte superior.

Así que, literalmente, se podía llegar, introducir una moneda, obtener un bate de béisbol, y golpearle la cara.

Suena fuerte.

Y en cuestión de minutos, sentados en una cafetería cerca tomando un café, y había una cola de gente esperando para hacer esto tan hermoso.

Bueno, eso fue sólo el comienzo de la función.

El verdadero espectáculo comienza cuando aparece la policía.

¿Qué iban a hacer? ¿Arrestarnos? No estábamos en ningún lado visible.

Estábamos como a 3 calles, observando desde la barra del café.

¿Arrestar a los clientes con los niños? No tiene sentido.

Por supuesto, pueden pensar, que hicieron lo más estúpido posible.

Arrestaron al barril.

Y la imagen de la cara aplastada en el barril con los policías arrastrándolo hacia el auto de policía, fue el mejor día de la historia para el periodismo gráfico.

Así que, digo, esto es lo que se puede hacer.

Y siempre se puede usar el humor.

También hay algo maravilloso acerca del humor, realmente duele.

Puesto que estos chicos realmente se toman demasiado en serio.

Cuando uno comienza a burlarse de ellos, duele.

Ahora, todo el mundo habla de Su Majestad Internet, y también es algo muy útil, pero no se apresuren a etiquetarlo todo como Revolución Facebook o Revolución Twitter.

No confundan las herramientas con la sustancia.

Es cierto que Internet y los nuevos medios son muy útiles en hacer las cosas más rápidas y más baratas.

También logran que sean un poco más seguras para los implicados, porque ofrecen un cierto anonimato.

Estamos viendo otro gran ejemplo del potencial de Internet.

Puede etiquetar la violencia de Estado ejercida sobre manifestantes no violentos.

Este es el famoso grupo «Todos somos Khaled Said», creado por Wael Ghonim y su amigo en Egipto.

Esta es la cara mutilada del hombre golpeado por la policía.

Así es como la gente lo conoció y probablemente es la gota que colmó el vaso.

Pero aquí también hay malas noticias.

La lucha no violenta en el mundo real se gana en las calles.

Nunca se cambiará la sociedad a una democracia, así como tampoco la economía, estando sentado y haciendo clic.

Hay riesgos que se deben correr y hay personas vivas que están ganando la batalla.

y la pregunta del millón…

¿Qué pasará en el mundo árabe? Y aunque los jóvenes del mundo árabe tuvieron bastante éxito en el derrocamiento de tres dictadores, haciendo temblar la región, y persuadiendo a los reyes inteligentes de Jordania y Marruecos a hacer reformas sustanciales, está aún por verse cuál será el resultado.

Si los egipcios y tunecinos lo lograrán a través de la transición; o si acabará en conflictos sangrientos étnicos y religiosos; o si los sirios mantendrán la disciplina no violenta, frente a una violencia cotidiana brutal que ya mata a miles, o si, por el contrario, se volverá una lucha violenta desembocando en una desagradable guerra civil.

¿Se forzarán estas revoluciones a través de transiciones y democracia? ¿O serán absorbidas por militares o extremistas de toda índole? No lo podemos saber.

Lo misma para la región de Occidente, donde se pueden ver a todos esos jóvenes entusiasmados protestando en todo el mundo, ocupando esto y lo otro.

¿Será la nueva ola mundial? ¿Desarrollarán sus habilidades, entusiasmo y estrategias para encontrar lo que realmente quieren e impulsar reformas, o simplemente se quedará todo en una mera lista interminable de quejas o de cosas que odian? Esta es la diferencia entre las dos ciudades.

Ahora, ¿qué dicen las estadísticas? El libro de mi amiga María Estephan habla mucho de violencia y de la lucha no violenta, y hay algunos datos impactantes.

Si miramos los últimos 35 años y sus diferentes transiciones sociales de la dictadura a la democracia, veremos que, de 67 casos, en 50 de estos casos fueron luchas no violentas y eso fue en sí la clave.

Esta es una razón más para observar este fenómeno, esta es una razón más para observar a la Generación Y.

Razones suficientes para mí para darles crédito y abrigar la esperanza de que encuentren la forma y el valor para no usar la lucha violenta y así arreglar, al menos, una parte del caos que nuestra generación está creando en este mundo.

Gracias.

(Aplausos)

https://www.ted.com/talks/srdja_popovic_how_to_topple_a_dictator/

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *