Citas y frases sobre los AMIGOS y la AMISTAD



Estas son  citas y frases sobre la amistad que invitan a la reflexión, hermosas, a veces conmovedoras y a veces divertidas.

Pocas cosas tienen un impacto tan grande en la felicidad y el disfrute, la profundidad y la simple diversión de la vida como las amistades que tenemos.

Puede ser la amistad con nuestros compañeros, familiares, compañeros de trabajo y la gente que conocemos desde hace unos años o desde que éramos niños.

O incluso con gente que nunca hemos conocido en el otro lado del mundo o las mascotas que amamos.

Así que me gustaría empezar este año mirando hacia atrás y compartir algunos de los mejores consejos sobre este tema de la gente que ha caminado por esta tierra durante los últimos cientos y miles de años.

Y si quieres más inspiración, te recomiendo esta colección de citas sobre el autocuidado y esta llena de citas sobre nunca rendirse.

Las amistades nacen de un millón de maneras diferentes, y todos los buenos amigos se esfuerzan por alcanzar el mismo objetivo: ser una fuente de amor y apoyo.

Encontrar un verdadero amigo o amiga es  un regalo que sigue dando, incluso cuando están a miles de kilómetros de distancia.

A través de clases estresantes, la búsqueda de una carrera y las inevitables rupturas, tus mejores amigos han estado ahí. Y sí, cuando te dieron esos flequillos que no debiste haber probado en primer lugar, te consolaron.

Ya sea que estés celebrando la vida o que experimentes un golpe inesperado, siempre puedes confiar en que tus amigos estarán ahí para ti. Un oído que te escuche, un hombro sobre el que llorar, o encontrar el lado positivo en una situación menos que ideal, todo ello significa el mundo para ti, simplemente sabiendo que tienes a tus amigos apoyándote en cada paso del camino.

Haz saber a los tuyos que los amas con una de estas dulces citas de amistad que describen perfectamente tu vínculo único.




Frases sobre la amistad
Frases sobre la amistad
  • «Un pueblo de amigos es una nación imbatible.» DESCONOCIDO
  • «No publiques con facilidad lo que pienses, ni ejecutes cosa no bien premeditada primero. Debes ser afable, pero no vulgar en el trato, une a tu alma con vínculos de acero los amigos que adoptaste después de examinada su conducta, pero no acaricies con mano prodiga a los que acaban de salir del cascaron, y aun están sin plumas. Huye siempre de meterte en disputas, pero una vez metido en ellas, obra de manera que tu entorno huya de ti. Presta oído a los demás, pero reserva tu propia opinión. Sea tu vestido tan costoso cuanto tus facultades lo permitan, pero no afectado en su henchura, rico, no extravagante, porque el traje dice por lo común quien es el sujeto. Procura no dar ni pedir prestado a nadie porque el que presta suele perder a un tiempo el dinero y el amigo. Pero sobre todo, usa de ingenuidad contigo mismo y así no podrás ser falso con los demás.» WILLIAM SHAKESPEARE
  • «Amistad: contrato por el cual nos obligamos a hacer pequeños favores a los demás para que los demás nos hagan favores grandes a nosotros». MONTESQUIEU
  • «La amistad es preferible a la gloria.» BOLIVAR
  • «Las virtudes del renunciamiento ya cumplieron su tiempo: les debemos la incurable melancolía en la que está inmersa nuestra época. Aspiro a no caer en la complacencia hacia las tinieblas y la mortificación. Una moral estética nos convoca a una vida transfigurada en la construcción de uno mismo: implica la vitalidad desbordante, la restauración de la virtud renacentista contra la virtud cristiana, el talento para el heroísmo que crea la individualidad vigorosa, el consentimiento a la abundancia, la capacidad para la magnificencia. Desde la perspectiva hedonista, esta ética engrandece la gentileza, la elegancia, la palabra empeñada, la amistad y las afinidades electivas. Sólo a este precio será posible una moral jubilosa y decididamente contemporánea» MICHEL ONFRAY
  • «El amor es un intento de obtener la amistad del que nos atrae por su belleza» MARCO TULIO CICERON
  • «Para juzgar la amistad, el espíritu y la edad han tenido que madurar» MARCO TULIO CICERON
  • «Cuando salí de prisión- pues alguien interfirió y pagó al impuesto. No observé que se hubieran producido grandes cambios en los colectivo, en lo comunitario, como fue el caso de quien, entrado de joven, salió hecho un viejo chocho de pelos grises; sin embargo, a mi modo de ver una modificación sí había tenido lugar en la escena- la villa, el estado y el país- y mayor aún que cualquiera que pudiera deberse al mero paso del tiempo. El Estado en que vivía se me ofreció con perfiles más definidos. Vi hasta qué punto podían ser tenidos como buenos los vecinos y amigos que me rodeaban; reparé en que su amistad era apta sólo para climas estivales; que no abrigaban deseos de llevar a término especialmente justo; que por sus prejuicios y supersticiones constituían una raza tan distina de mí como lo sería un chino o un malayo; que con sus sacrificios en aras de la humanidad no incurrían en riesgos, ni siquiera en aquél que pudiere afectar tan sólo a sus bienes; que, después de todo, no eran tan nobles, sino que trataban al ladrón como les había tratado a ellos; y que mediante cierta apariencia externa y una cuantas legarias, así como discurriendo de vez en cuando por una vía recta, pero inútil, esperaban salvar sus almas. Puede que esto parezca un juicio severo sobre mis conciudadanos, pues, según creo, muchos de ellos no saben siquiera que poseen una institución tañ como la de la cárcel de su comunidad» HENRY DAVID THOREAU (1849)
  • «Estoy en contra de todo tipo de relaciones. Por ejemplo, no me gusta la palabra ‘amistad’, pero me encanta la palabra ‘amigabiliad’. La amigabilidad es una cualidad en ti, la amistad se vuelve de nueva una relación. De modo que no hay nada de malo en el amor. De hecho, sin amor todo está mal. Pero el amor es tan valioso que debería ser protegido de todo tipo de polución, contaminación, todo tipo de emponzoñamiento. La relación lo emponzoña. Quiero que el mundo esté constituido por individuos. Incluso usar la palabra ‘pareja’ me hace daño. Has destruido a dos individuos, y una pareja no es algo bello. Que el mundo sea solo de individuos, y cuando el amor florezca espontáneamente, cántalo, báilalo, vívelo; no crees cadenas con él. Ni intentes mantener sometido a alguien, ni dejes que nadie te someta. Un mundo constituido solamente por individuos libres será un mundo verdaderamente libre» OSHO
  • «Un director de banco -me aseguran- se encontró arruinado, abandonado por todos, cubierto de oprobio. Un rinconcito en el campo lo acoge; planta algunas viñas. Un huerto, unos pocos pollos y la amistad de los vecinos cubren sus necesidades. Hace descubrimientos asombrosos: una puesta de sol, el centelleo de la luz en el sotobosque, los olores silvestres, el sabor del pan que él mismo ha amasado y cocido, el canto de las alondras, la turbadora configuración de la orquídea, las ensoñaciones de la tierra a la hora del rocío o de la serena. El hastío de una existencia que había pasado ignorándose le había dado un lugar en el universo. Aún quedaba saber ocuparlo. El camino no es tan fácil, pues la exclusión de un mundo que te excluye de ti mismo basta para que vuelvas a encontrarte en él. Si no fuese así, no habría un parado que no se hubiese convertido en poeta de los tiempos futuros. Lo habitual es que el parado no se pertenezca a sí mismo, sino que continúe perteneciendo al trabajo. Lo que lo destruía en la alienación de la fábrica y de la oficina persiste en corroerlo fuera de ellas como el dolor de un miembro fantasma. Como el explotador, el explotado apenas tiene la oportunidad de consagrarse sin reservas a las delicias de la pereza.» RAOUL VANEIGEM (1996)
  • «La mejor forma de conocer el mundo es hacer amistad con el mundo. Existe una conexión entre nuestro destino personal y la presencia de miles de personas y cosas de cuya existencia no sabíamos o no sabemos nada y que pueden influir, de hecho influyen, del modo más asombroso, en nuestra vida y su desarrollo, de tal forma que, al menos por nuestro propio interés deberíamos esforzarnos en conocer no sólo lo que está aquí sino también lo que está allá, en algún lugar a gran distancia en nuestro planeta.» RYSZARD KAPUSCINSKI
  • «Si uno pierde el contacto con la naturaleza, pierde el contacto con la humanidad. Si no hay relación con la naturaleza, nos convertimos en asesinos; entonces matamos a cachorros de foca, a las ballenas, a los delfines y al hombre – ya sea por provecho propio, por ‘deporte’, por comida o en aras del conocimiento. Entonces la naturaleza se asusta de nosotros y repliega su belleza. Podremos hacer largas caminatas por los bosques o acampar en lugares encantadores, pero somos asesinos y así hemos perdido la amistad de la naturaleza. Es probable que no estemos relacionados con nada, ni siquiera con nuestra esposa o nuestro marido.» JIDDU KRISHNAMURTI (1975)
  • «Para la mayoría de la gente, el problema del amor consiste fundamentalmente en ser amado, y no en amar, no en la propia capacidad de amar. De ahí que para ellos el problema sea cómo lograr que se los ame, cómo ser dignos de amor. Para alcanzar ese objetivo, siguen varios caminos. Uno de ellos, utilizado en especial por los hombres, es tener éxito, ser tan poderoso y rico como lo permita el margen social de la propia posición. Otro, usado particularmente por las mujeres, consiste en ser atractivas, por medio del cuidado del cuerpo, la ropa, etc. Existen otras formas de hacerse atractivo, que utilizan tanto los hombres como las mujeres, tales como tener modales agradables y conversación interesante, ser útil, modesto, inofensivo. Muchas de las formas de hacerse querer son iguales a las que se utilizan para alcanzar el éxito, para «ganar amigos e influir sobre la gente». En realidad, lo que para la mayoría de la gente de nuestra cultura equivale a digno de ser amado es, en esencia, una mezcla de popularidad y sex-appeal.» ERICH FROMM (1956)
  • «El dinero ya no se oculta; al contrario, hay que exhibirlo. Y, para ello, nada mejor que una buena fiesta. François Pinault invitó a 920 ‘amigos’ a Venecia para la inauguración de su museo privado. Estos llegaron en aviones privados, por supuesto, a tal punto que el aeropuerto Marco Polo se vio saturado; hubo que desviar a varios de los 160 jets a otros aeropuertos desde los cuales los pasajeros fueron transportados en helicópteros a la ciudad de los Doges. El señor Pinault estaba encantado: superó a su amigo Bernard Arnault, quien contó tan sólo con 6502 invitados en la boda de su hija Delphine, ‘una gran boda francesa’ donde se reunieron ‘príncipes, celebridades y barones de las finanzas.» HERVE KEMPF (2007)
  • «El dinero ya no se oculta; al contrario, hay que exhibirlo. Y, para ello, nada mejor que una buena fiesta. François Pinault invitó a 920 ‘amigos’ a Venecia para la inaguguración de su museo privado. Estos llegaron en aviones privados, por supuesto, a tal punto que el aeropuerto Marco Polo se vio saturado; hubo que desviar a varios de los 160 jets a otros aeropuertos desde los cuales los pasajeros fueron transportados en helicópteros a la ciudad de los Doges. El señor Pinault estaba encantado: superó a su amigo Bernard Arnault, quien contó tan sólo con 6502 invitados en la boda de su hija Delphine, ‘una gran boda francesa’ donde se reunieron ‘príncipes, celebridades y barones de las finanzas.» HERVE KEMPF (2007)
  • «La especie de opresión que amenaza a los pueblos democráticos no se parecerá en nada que la haya precedido (…). Quiero imaginar con qué nuevos rasgos podría producirse el despotismo en el mundo: veo una multitud incontable de hombres similares e iguales girando constantemente sobre sí mismos para procurarse pequeños y vulgares placeres, con los que llenan su alma. Cada uno de ellos, aislado, es como extraño al destino de todos los otros: sus hijos y sus amigos particulares conforman para él toda la especia humana; en cuanto al resto de sus conciudadanos, se encuentran a su lado, pero no los ve; los toca y no los siente; sólo existe en sí mismo y para sí mismo y, si bien aún le queda una familia, al menos podemos decir que ya no tiene patria. Por encima de estos se eleva un poder inmenso y tutelar, que se encarga sólo de garantizar su placer y de velar sobre su suerte. Es absoluto, detallado, regular, provisor y suave. Se parecería al poder paterno si, como él, tuviera por objeto preparar a los hombres para la edad viril; pero, por el contrario, sólo quiere fijarlos irrevocablemente en la infancia; quiere que los ciudadanos gocen, mientras que sólo piensen en gozar.» ALEXIS DE TOCQUEVILLE
  • «Un pueblo de amigos es una nación imbatible.» DESCONOCIDO
  • «No publiques con facilidad lo que pienses, ni ejecutes cosa no bien premeditada primero. Debes ser afable, pero no vulgar en el trato, une a tu alma con vínculos de acero los amigos que adoptaste después de examinada su conducta, pero no acaricies con mano prodiga a los que acaban de salir del cascaron, y aun están sin plumas. Huye siempre de meterte en disputas, pero una vez metido en ellas, obra de manera que tu entorno huya de ti. Presta oído a los demás, pero reserva tu propia opinión. Sea tu vestido tan costoso cuanto tus facultades lo permitan, pero no afectado en su henchura, rico, no extravagante, porque el traje dice por lo común quien es el sujeto. Procura no dar ni pedir prestado a nadie porque el que presta suele perder a un tiempo el dinero y el amigo. Pero sobre todo, usa de ingenuidad contigo mismo y así no podrás ser falso con los demás.» WILLIAM SHAKESPEARE
  • «No confíes tu secreto ni al mas intimo amigo, no podrías pedirle discreción si tu mismo no la has tenido.» DESCONOCIDO
  • «Dios no existe, aunque decirle esto a la humanidad es como decirle a un niño que su amigo invisible no existe, hasta que no maduren no lo aceptarán. ¿Cuándo madurará la humanidad?» INADARK
  • «Cada nuevo amigo que ganamos en la carrera de la vida nos perfecciona y enriquece, más aún por lo que de nosotros mismos nos descubre que por lo que de él mismo nos da». UNAMUNO
  • «Tu amigo tiene un amigo, y el amigo de tu amigo tiene otro amigo; por consiguiente, sé discreto». EL TALMUD
  • «La religión de Jesucristo, según la predica su iglesia, causa guerra, derramamiento de sangre, odio, y falta de caridad. ¿Por qué? Porque, dicen ellos, una cierta creencia es necesaria para la salvación. No dicen que si te comportas bien irás allí; no dicen que si pagas tus deudas y amas a tu esposa y a tus hijos y eres bueno con tus amigos, tu prójimo y tu país irás allí. Todo esto no te servirá de nada; tienes que creer una cierta cosa. No importa cuán malo seas, puedes ser perdonado instantáneamente; y no importa cuán bueno seas, si no crees en aquello que no puedes entender, en el día del juicio no quedará nada por hacer más que condenarte (…)» INGERSOLL
  • «Me cuesta ver cómo alguien puede desear que el cristianismo sea verdadero; porque si así es, el lenguaje llano del texto parece demostrar que los que no creen, y esto incluiría a mi padre, mi hermano y a la mayoría de mis amigos, serán castigados por toda la eternidad. Y ésta es una doctrina aborrecible.» CHARLES DARWIN
  • «Nunca se han elevado sus mentes mas allá de las consideraciones diarias de la utilidad momentánea en una reñida contienda por un poder breve. Y sin embargo, tiene que haber muchas personas en cada país que puedan acceder a un punto de vista más amplio. Los amigos del hombre tienen que recurrir a hombres con estas capacidades, sean del país que sean. El futuro del hombre esta en juego, y si hay bastante hombres que se den cuenta de esto su futuro esta asegurado. Los que van a los problemas del mundo necesitarán valor, esperanza y amor. No sé si lo lograrán, pero a pesar de todo, estoy absolutamente convencido de que lo intentarán» BERTRAND RUSSELL
  • «Un hermano pudiera no ser un amigo, pero un verdadero amigo siempre será un hermano.» FRANKLIN
  • «No es amigo quien ríe mi risa, sino quien llora mis lágrimas.» J. NAROSKY
  • «Un amigo es una persona ante la cual puedo pensar en voz alta.» EMERSON
  • «Si necesitas adular al amigo para que sirva o quedarte callado por temor a herirle, mejor busca otro amigo.» D. CARNAGIE
  • «Sé lento para escoger un amigo y más lento para cambiarlo.» FRANKLIN
  • «Mi mejor amigo es el que enmienda mis errores o reprueba mis desaciertos.» JOSE DE SAN MARTÍN
  • «¿Quieres contar tus amigos? Cae en el infortunio.» NAPOLEÓN
  • «Caminar es un peligro y respirar es una hazaña en las grandes ciudades del mundo al revés. Quien no está preso de la necesidad, está preso del miedo: unos no duermen por la ansiedad de tener las cosas que no tienen, y otros no duermen por el pánico de perder las cosas que tienen. El mundo al revés nos entrena para ver al prójimo como una amenaza y no como una promesa, nos reduce a la soledad y nos consuela con drogas químicas y con amigos cibernéticos. Estamos condenados a morirnos de hambre, a morirnos de miedo o a morirnos de aburrimiento, si es que alguna bala perdida no nos abrevia la existencia» EDUARDO GALEANO
  • «Fuera del perro, un libro es probablemente el mejor amigo del hombre, y dentro del perro probablemente está demasiado oscuro para leer» GROUCHO MARX
  • «No les gusta que los sermoneen ni que les lloriqueen hombres cuya única experiencia de guerra es Hollywood y las series de televisión. Aún menos, sospecho, desean embarcarse en una guerra sin fin con un gobernador-verdugo de Texas que evadió ser enviado a Vietnam y quien, junto con sus amigos petroleros, está mandando a su pobre país a destruir a una nación musulmana que no tiene nada -absolutamente nada- que ver con los crímenes contra la humanidad del 11 de septiembre de 2001.» ROBERT FISK
  • «Aquellos cuyas vidas son provechosas para ellos mismos, para sus amigos o para el mundo, están inspirados por una esperanza y sostenidos por la alegría: ven en su imaginación las cosas como pudieran ser y el modo de realizarlas en el mundo. En sus relaciones particulares no se preocupan de encontrar el cariño o respeto de que son objeto: están ocupados en amar y respetar libremente y, la recompensa viene por sí, sin que ellos la busquen. En su trabajo no tienen la obsesión de los celos por sus rivales, sino que están preocupados con la cosa actual que tienen que hacer» BERTRAND RUSSELL
  • «El victorioso tiene muchos amigos; el vencido, buenos amigos.» PROVERBIO MONGOL
  • «Saben lo que queremos y deseamos, ellos mismos son los que nos imponen aquellas necesidades y son los que manipulan nuestros deseos. Esta es la guerra invisible. No es necesario un cañón frente a nuestra casa para que nos comportemos de forma adecuada, para eso existen ahora los televisores. Nuestra identidad ya no es tal, está atravesada y la constituye una multiplicidad de relaciones de poder. Aquel yo trascendental, en el que se fundaba una necesaria emancipación de los seres humanos en la época ilustrada para salir del letargo del medioevo y de la minoría de edad, ha desaparecido para dar paso a un yo, ya no constituido por el mismo individuo, sino por una sistemática imposición de ideas y valores para que cada uno de nosotros pueda ser un «buen ciudadano» AMIGOS DE LA TIERRA
  • «Nuestra lucha en contra de todas estas guerras debe convertirse en una pluralidad de resistencias frente a la multiplicidad de poderes que nos atraviesan, una resistencia frente a cada uno de los poderes que nos dominan, una vida de resistencia a la biopolítica de la dominación» AMIGOS DE LA TIERRA
  • «Mis queridos amigos, cada uno de nosotros puede una cosa, cada uno de nosotros puede producir en sí mismo un hombre tal cual él sueña los hombres del futuro. Que cada uno de nosotros realice este acto, que a lo primero parece mediocre y que es la más maravillosa y la más rara de las obras maestras. Que cada uno de nosotros se esculpa y se realice tal cual él sueña el hombre de mañana. Y aún en las fealdades y tristezas del presente, formaremos un maravilloso oasis de bondad y amor» HAN RYNER (1921)
  • «Que mis amigos construyan, yo no tengo más sed que la destrucción, porque estoy convencido de que construir con unos materiales podridos sobre una carroña es trabajo perdido y de que tan sólo a partir de una gran destrucción pueden aparecer de nuevo elementos vivientes, y junto con ellos, elementos nuevos» MIJAIL BAKUNIN
  • «Nadie es una isla completo en si mismo; cada hombre es un pedazo del continente, una parte de la tierra; si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia; la muerte de cualquier hombre me disminuye, porque estoy ligado a la humanidad; y por consiguiente, nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti» JOHN DONNE
  • «¿Viviremos suficiente para ver una revolución política? ¿Nosotros, los contemporáneos de estos alemanes? Amigo mío, usted cree lo que desea creer (…) Cuando se juzga Alemania según su historia presente, no me discutirá usted que toda su historia está falsificada y que toda su vida pública actual no representa el estado real del pueblo. Lea los periódicos que usted quiera, convénzase de que no se deja de celebrar -y usted admitirá que la censura no impide a nadie el dejar de hacerlo- la libertad y la felicidad nacional que poseemos (…)» RUGE, Carta a Karl Marx, marzo de 1843.
  • «Uno de los sellos distintivos de un régimen totalitario puede verse en la creación de un estado de sospecha mutua, en virtud del cual la sociedad civil se convierte en una red policíaca de informantes secretos. Apenas después del 11 de septiembre, el FBI exhortó a cada ciudadanos estadounidense a informar sobre cualquier actitud sospechosa de amigos, vecinos, parientes, conocidos y extraños. Entre septiembre y fines de noviembre se registraron casi 700.000 denuncias. Miles de vecinos, comerciantes locales y empleados, así como muchos otros ciudadanos estadounidenses» JAMES PETRAS (2003)
  • «Todas las cosas que hacen deliciosa la vida? Ningún reflejo de la propia naturaleza, del cielo azul y de los espléndidos crepúsculos en las tétricas prisiones construidas por los hombres para los hombres. Pero yo no he llevado mi cruz en vano. No he sufrido inútilmente. Mi sacrificio valdrá a la humanidad a fin de que los hermanos no continúen matándose; para que los niños no continúen siendo explotados en las fábricas y privados de aire y luz. No está lejos el día en que habrá pan para todas las bocas, techo para todas las cabezas, felicidad para todos los corazones. Tal triunfo será mío y vuestro, compañeros y amigos» BARTOLOMEO VANZETTI, anarquista condenado a pena de muerte.
  • «El auge de psicólogos en las sociedades modernas no es una casualidad. Existen más problemas por los que preocuparse a la par que se dispone de menos tiempo para hablar con los amigos. La vida cada vez es más compleja» ALBERTO (2006)
  • «Durante seis años dejé de pagar mis impuestos como votante. Por este hecho pasé una noche en la cárcel y mientras miraba las paredes de piedra sólida, la puerta de madera y de hierro y las ventanas cruzadas por barras de acero, no pude dejar de impresionarme por la estupidez de esa institución que me trataba como si fuera un paquete de carne, sangre y huesos que debía ser encerrado bajo llaves (…) En momento alguno me sentí confinado, y aquellos muros me parecieron un gran mal gasto de piedras y mortero (…) En cada amenaza y en cada cumplido saltaba el desatino; pues creían que mi mayor deseo era el hallarme del otro lado del muro. Y no podía dejar de sonreírme al ver con qué diligencia y cuidado me cerraban l apuerta cuando me enfrascaba en mis meditaciones, que los seguían afuera sin problema ni dificultad, no siendo sino ellos todo lo que allí era peligroso. Vi que el Estado era de pocas luces y que no era capaz de distinguir amigo de enemigo, de manera que le perdí el resto del respeto que aún me quedaba y le compadecí» HENRY DAVID THOREAU estuvo preso por un día el 22 de julio de 1846 (1849)
  • «En la tierra de la libertad individual de elección, la opción de escapar a la individualización y de rehusarse a tomar parte de ese juego es algo enfáticamente no contemplado. La autocontención y la autosuficiencia del individuo pueden ser también otra ilusión: que los hombres y mujeres no tengan a quien culpar de sus frustraciones utilizando sus electrodomésticos o que puedan escapar de sus problemas (…) Y además, si se enferman, se presupone que es porque no han sido suficientemente constantes y voluntariosos en su programa de salud; si no consiguen trabajo, es porque no han sabido aprender las técnicas para pasar las entrevistas con éxito, o porque les ha faltado resolución o porque son, lisa y llanamente, vagos; si se sienten inseguros respecto del de sus carreras y los atormenta su futuro, es porque no saben ganarse amigos e influencias y han fracasado en el arte de seducir e impresionar a los otros. Esto es, en todo caso, lo que se les dice en estos días y lo que han llegado a creer, de forma tal que se comportan como si fuera de hecho así.» ZYGMUNT BAUMAN (1999)
  • «Reproduzca esta información, hágala circular por los medios a su alcance: a mano, a máquina, a mimeógrafo. Mande copias a sus amigos: nueve de cada diez las estarán esperando. Millones quieren ser informados. El terror se basa en la incomunicación. Rompa el aislamiento. Vuelva a sentir la satisfacción moral de un acto de libertad» RODOLFO WALSH (1976)
  • «No dejes de pedir favores a gente que sabes te lo negará. Es mejor conocer de antemano con que clase de amigos tratas». CUPA
  • «Hay muchas clases de enemigos, pero todos tienen un punto en común que los delata: decirte o sugerirte como debes pensar. ¡Cuánto se parecen a esos amigos que no desean ayudarte, prodigándote de buenos consejos!». CUPA
  • «El tipo de hospitalidad que ofrece a la crítica la forma actual de la sociedad moderna puede compararse con el esquema de un predio para acampar. El lugar está abierto a todos aquellos que tengan su propia casa rodante y suficiente dinero para pagar la estadía. Los huéspedes van y vienen, a nadie le interesa demasiado cómo se administra el lugar en tanto y en cuanto a los clientes se les asigne el suficiente espacio como para estacionar su casa rodante, los enchufes y los grifos estén en buen estado y los propietarios de las casas cercanas no hagan demasiado ruido y mantengan bajo el volumen de sus televisores portátiles y de sus equipos de audio cuando anochece. Los conductores traen al lugar sus propias casas, remolcadas por sus autos y equipadas con todo lo que necesitarán durante su estadía, que, en todo caso, esperan sea breve. Cada conductor tiene sus propios horarios e itinerario. Lo que esperan de los administradores del establecimiento es que tan sólo (y nada menos) los dejen tranquilos y no los molesten. A cambio, se comprometen a no desafiar la autoridad de los administradores y a pagar puntualmente. Y como pagan, también exigen. Son proclives a la intransigencia cuando se trata de defender su derecho a los servicios prometidos, pero, por lo demás, prefieren hacer su vida y se enojan si alguien pretende impedirles el acceso a ellos. De tanto en tanto, reclamarán un mejor servicio; sin son directos, decididos y no tienen pelos en la lengua, hasta puede que consigan lo que piden. Si se sienten estafados o defraudados, los conductores se quejarán y reclamarán lo que les corresponde- pero jamás se les ocurrirá cuestionar o renegociar la filosofía administrativa del lugar, y menos aún, hacerse cargo de la responsabilidad de llevarlo adelante ellos mismos-. A lo sumo, tomarán mentalmente nota de ese sitio para no volver ni recomendárselo a sus amigos. Cuando, siguiendo su propio itinerario, finalmente se van, el lugar queda tal y como estaba antes de su llegada, indemne a su paso y a la espera de otros nuevos por llegar; si las quejas registradas por sucesivas tandas de acampantes se van acumulando, los servicios prestados por el establecimiento podrán ser modificados para impedir que un descontento reiterado se haga oír nuevamente en el futuro. En la era de la sociedad de la modernidad líquida, la hospitalidad con la crítica sigue el esquema de un predio para acampar.» ZYMUNT BAUMAN (2000)
  • «¿Dónde están las palabras, dónde la casa, dónde están mis antepasados, dónde están mis amores, dónde mis amigos? No existen mi niño. Todo está por construir. Deberás construir la lengua que habitarás y deberás encontrar los antepasados que te hagan más libre. Deberás construir la casa donde ya no vivirás solo. Deberás construir la nueva educación sentimental mediante la cual amarás de nuevo. Y todo lo edificarás sobre la hostilidad general, porque quienes despiertan son la pesadilla de quienes aún duermen». COMITÉ INVISIBLE
  • «El que está en el extranjero vive en un espacio vacío en lo alto, encima de la tierra, sin la red protectora que le otorga su propio país, donde tiene a su familia, sus compañeros, sus amigos y puede hacerse entender fácilmente en el idioma que habla desde la infancia.» MILAN KUNDERA
  • «(…) Leyendo a Plutarco (100 a.c.), en sus ‘Vidas’, narra un episodio que tiene una semejanza mas que sugestiva de la que, siglos después narra el cristianismo; Es el caso de Cleómenes III, rey de Esparta que en el siglo III a.c. fue expulsado del reino y se refugia en Alejandría, donde organiza una revuelta contra Tolomeo IV, pero que al fracasar la intentona decide darse la muerte, antes de hacerlo, convocó a doce de sus amigos para realizar una Ultima Cena, en la que se lamentó de los que lo habían traicionado, luego su cadáver fue clavado de una cruz y exhibido ante el pueblo, que conmovido lo proclamó hijo de Dios. Quien no vea en este relato, y el posterior relato cristiano similitudes que hoy podríamos llamar, pecado de latrocinio, plagio y hasta delito contra el derecho de propiedad intelectual, creo que, para decirlo suavemente, cuanto menos adolece de inocencia (…).» RAMIRO ROSS
  • «En la política y en el pensamiento colectivo -ese que se jacta de su pragmatismo y de no perder su tiempo filosofando inútilmente-, desde la práctica más humilde hasta aquella otra que dicta los destinos del mundo, se ha decretado que el problema de la humanidad consiste en el Cómo. Tomemos, por ejemplo, el mayor tabú y el mayor paradigma de nuestros tiempos: el terrorismo. Todos -absolutamente todos- los esfuerzos intelectuales del mundo ‘decente’ están concentrados en resolver cómo combatirlo. Los discursos son unánimes. Aún aquellos que están en lucha dialéctica están de acuerdo en resolver el Cómo. Todos estamos en contra de eso que casi todos entendemos por ‘terrorismo’. Pero ¿cuántos están preocupados en responder ¿por qué existe eso que llamamos terrorismo? Cada vez que baja Por-qué a la tierra es una amenaza a la seguridad. Si el debate mundial se centrara no en el Cómo sino en el Por-qué, seguramente habría que comenzar por definir con más claridad los límites del significado del término ‘terrorista’. Lo cual es, claro, peligroso. Muchos arrogantes insospechados caerían dentro de la misma bolsa. Muchos amigos y ‘adversarios’ serían igualmente identificados con el mismo término.» JORGE MAJFUD (2004)
  • «(…) La mayoría de nosotros vive una vida privada y una vida pública. Una vida pública está rota en fragmentos; en público actuamos con diferentes máscaras, diferentes actitudes, poses distintas. Tenemos tantas máscaras que nos ponemos con suma facilidad, y nos las quitamos únicamente en la intimidad de nuestras mentes y corazones. Si se tiene alguna seriedad, si nos damos cuenta, vemos que en la vida privada también hay varias máscaras: nos ponemos una frente a los amigos, otra en la intimidad de la familia, y si alguna vez estamos solos, usamos una máscara totalmente distinta. Cada una de ella están en contradicción con las demás, tantos las públicas como las privadas. Los más de nosotros ni siquiera nos damos cuenta de ellas. Simplemente nos dejamos llevar, ajustándonos a las varias influencias y presiones, actuando y reaccionando de acuerdo con lo que dichas máscaras dictan. Y así vivimos una vida de contradicción y conflicto hasta que morimos.» JIDDU KRISHNAMURTI (1966)
  • «El mayor obstáculo en el camino de una sociedad que educa verdaderamente lo definió muy bien un amigo mío, negro de Chicago, quien me dijo que nuestra imaginación estaba ‘totalmente escuelada’. Permitimos al Estado verificar las deficiencias educativas universales de sus ciudadanos y establecer un organismo especializado para tratarlos. Compartimos así la ilusión de que podemos distinguir entre qué es educación necesaria para otros y qué no lo es, tal como generaciones anteriores establecieron leyes, las cuales definían qué era sagrado y qué profano.» IVAN ILLICH (1971)
  • «La guerra moderna se ha convertido en una empresa sumamente profesional cuyo negocio es matar. Ha llegado al punto en que su eficiencia se mide en recuento de cuerpos. Sus capacidades pacificadoras dependen de su poder para convencer a amigos y enemigos de la ilimitada potencia letal de la nación. Las balas y los productos químicos modernos son tan eficaces que si unos elementos por valor de escasos centavos son adecuadamente entregados al ‘cliente’ a que se destinan, matan o mutilan infaliblemente. Pero los costos de entrega aumentan vertiginosamente; el coste de un vietnamita muerto subió de 360 000 dólares en 1967 a 450.000 dólares en 1969. Sólo unas economías a una escala cercana al suicidio de la raza harían económicamente eficiente el arte militar moderno. Se está haciendo más obvio el efecto boomerang en la guerra: cuanto mayor es el recuento de cuerpos de vietnamitas muertos, tantos más enemigos consigue Estados Unidos por todo el mundo; asimismo, tanto más debe gastar Estados Unidos en crear otra institución manipulativa -motejada cínicamente de ‘pacificación’- en un vano intento por absorber los efectos secundarios de la guerra.» IVAN ILLICH (1971)
  • «La complacencia genera amigos, la verdad odio.» TERENCIO
  • «Hemos optado por no escuchar, por separar el arte del conocimiento, por no dejarnos arrastrar por las preguntas; hemos optado por creer que la política puede prescindir de una ética que trasciende el vivir calculante y que nos coloca en las huellas de lo absoluto, de lo infinitamente riesgoso. La fatiga tapona nuestros oídos y nos atamos a un vivir, a un decir que detestamos en el hablar pero que, como Ulises, ya tenemos resuelto no abandonar. Amigos míos, ¿qué no supimos escuchar en nuestras vidas? Estamos en el límite de descubrir que el no haber escuchado no nos hace inocentes y nos obliga a desechar el repetido ejercicio de apiadarnos de nosotros mismos o al revés: apiadarnos profundamente por la pérdida de nuestras vidas entretenidas en murmullos tranquilizantes, discursos armoniosos que nos impidieron ver.» HECTOR SCHMUCLER (2004)
  • «El orden de los héroes y cobardes, de leales y traidores, de víctimas y victimarios, de justos y réprobos, se diluía ante una realidad en la que existían culpables sin matices pero resultaba confuso hablar de inocencia, donde las responsabilidades compartidas no disminuía ni un ápice la criminalidad innombrable. En mi impotencia por salvar a mi hijo se me reveló el peso de una carga de la que hasta entonces no era conciente y supe de las responsabilidades de quienes me acompañaban así como de las infinitas maneras con que se intentaba eludirlas. Seamos claros: yo (no sólo yo por supuesto) había intentado que Pablo, mi hijo guerrillero, probablemente buen tirador y riguroso en los duros principios de la organización Montoneros, desertara de una guerra que a mí me parecía inútil y que él la sabía perdida. Su deserción era mi forma de salvarlo. En mi vida nunca había deseado algo con tanta vehemencia. Los que continuaban ofuscados en el color de la sangre y en la razón de la muerte preferían incorporarlo en el triste listado de los héroes sacrificados; Pablo optó por este camino. Por pensar de esta manera, por escribirlo para que la desesperación pudiera ayudar al entendimiento, algunos amigos y yo fuimos acusados, ya entonces, de habernos pasado al bando enemigo. Ahora las cartas están sobre la mesa y no comprendo que aquel momento pueda ser tocado por el olvido. En mí memoria aquella guerra llena de crueldades es la infame muerte de Pablo, para la cual no hay compensación posible; es el fracaso en mi intento de que desertara. Pienso en mis corresponsales de hace 25 años y me pregunto qué fibras tocaban mis escritos que los obligaba a taponar sus oídos para no oír argumentos que ahora resultan banales.» HECTOR SCHMUCLER (2004)
  • «‘Los desarrolladores y constructoras no piensan la ciudad más allá de las ganancias que puedan hacer y el prestigio que sus obras puedan redundarles. La torre más alta, la mayor cantidad de hectáreas frente al río, su renombre internacional y así’, dice un amigo que trabaja en una empresa constructora y me ha invitado a visitar una de sus torres en construcción sobre la costa. Subimos. En un momento, mi amigo señala dos edificios que dan cuenta de la competencia. Es patético: el más nuevo fue construido de forma tal que las ventanas de los dormitorios del que está detrás han quedado completamente ocultas. Pasaron de recibir sol, a mirarle la espalda al nuevo gigante soleado. Entonces me percato que los constructores, ingenieros y arquitectos piensan la ciudad de un modo paradójico. La piensan como resto, como aquello que amenaza el propio negocio, al tiempo que sólo la valorización de determinadas zonas es capaz de incrementar la rentabilidad de sus propios emprendimientos.» EZEQUIEL GATTO (2011)
  • «Está permitido cambiar de cabo a rabo el pasado de alguien, modificarlo, recreado al estilo de los procesos de Moscú, sin que ni siquiera haga falta cargar con el peso de un proceso. Se puede matar a menor coste. Los falsos testigos, torpes tal vez – pero ¿qué capacidad de percibir tal torpeza podría quedarles a los espectadores que serán testigos de las proezas de esos testigos falsos? -, y los documentos falsos, estupendos siempre, no les pueden faltar a quienes gobiernan lo espectacular integrado ni a sus amigos. Por consiguiente, no se puede ya creer nada acerca de nadie, excepto lo que uno haya comprobado directamente por sí mismo. Pero en realidad muchas veces ni hace falta levantar acusaciones falsas contra alguien. Desde que ellos controlan el que rige la única verificación social que goza de un reconocimiento pleno y universal, ellos dicen lo que quieren. El movimiento de la demostración espectacular se confirma por el sencillo expediente de girar sobre sí mismo: volviendo y repitiéndose, afirmando una y otra vez lo mismo en el único terreno en donde reside hoy lo que puede afirmarse públicamente y ser creído, puesto que eso es lo único de lo cual todo el mundo será testigo. La autoridad espectacular puede asimismo negar lo que sea, una vez, tres veces, y decir que no hablará más de ello, y hablar de otra cosa, a sabiendas de que no ha de temer ya ninguna respuesta en su propio terreno, ni en otro tampoco.» GUY DEBORD (1988)
  • «Porque los críticos también constituimos, formamos parte de ese sector de la humanidad, que goza, que gozamos (bien que en una medida las más de las veces muy parcial) nuestro ‘estilo de vida’, a costa de los más despojados y del planeta. Porque lo que no se puede es mantener el ritmo, la intensidad, el estilo de vida actual, la producción monstruosa de desechos, por ejemplo, la contaminación generalizada, sin la ‘generosa’ contribución de las transnacionales, pero también de sus destinatarios. Es decir, de ‘nosotros’. La crítica tiene que incluir al consumo. Entonces, lo que debe acompañar a la crítica (…) es la asunción de que no podemos seguir viviendo como lo hacemos. Sería nefasto creer que se trata sólo de quitar de en medio a los burócratas insensibles o a los capitalistas sedientos de oro y sangre, y que nosotros, ‘los buenos’, podemos administrar amigablemente el mundo que habríamos heredado. Nada sería más falaz y trágico.» LUIS E. SABINI FERNANDEZ (2012)
  • «(…) No sé aquí, pero en EE UU pasamos nuestra vida frente a la pantalla. Somos adictos a este tipo de interacción, supongo que por el nivel de desamparo existente. Hoy un amigo es alguien a quien probablemente nunca hayas visto en persona, vamos a todos lados con el móvil en la oreja. Parece que nadie quiere estar presente en este mundo arrasado, siempre estamos en otra parte. Pero no existe otra parte. Este mundo se define por la tecnología, la tecnocultura se expande con gran velocidad, a pesar de ser económicamente excluyente. Y en la base de este proceso está el posmodernismo, que se caracteriza por la adopción incondicional de la tecnología, así como por la pérdida de las ideas de causalidad, valor o significado. Sólo deja espacio a lo momentáneo y trivial.» JOHN ZERZAN (2010)
  • «Además de los bomberos, para 60 mil habitantes, de los cuales 30 mil fueron evacuados hacia la costa, en L’Aquila hay más de 70 mil hombres y mujeres de uniforme, desde el ejército hasta los Carabinieri, desde la policía, municipal y no, hasta los GOM [Grupo Operativo Mobile, un cuerpo especial de la Polizia Penitenziaria], desde la Guardia di Finanza (incluso vestidos de antidisturbios) hasta la Guardia Forestale. […] Y luego hay agentes de la Digos [la policía política italiana] y policías de paisano diseminados por todo el territorio. En cada campo hay por lo menos 200 esbirros de varios tipos para 160 refugiados, más los policías de paisano. Estas tiendópolis son como los campos de concentración. No está permitido tener consigo animales (aparte de raras excepciones proclamadas en la televisión), no está permitido ir a visitar a amigos y parientes en los otros campos sin ser identificados, no está permitido cocinar, lavarse, autogestionarse. […] Nos tratan como descerebrados. Nos han invadido, colonizado, desinformado. No llegan periódicos a los campos. Para ir a comprar un periódico hay que salir temprano por la mañana, después de haber sido identificado, e intentar alcanzar el quiosco más cercano que siga abierto (tenemos la marca de los terremotados: un carnet que hay que llevar siempre bien visible, también cuando estás en la cola para comer, para ir al baño, para tomar una ducha o para ir donde el barbero cada 15 días). […] Y mientras estás intentando dormirte en medio de este horror, los hombres de uniforme entran en las tiendas de campo y te ciegan con las linternas, para ver quien está y quien no está, para ver que haces y si tienes el ordenador o la televisión encendidos (está prohibido tener cualquiera de los dos en la tienda). Está el toque de queda. Han detenido a un rumano por haber recuperado trozos de canalón de cobre desde las casas derrumbadas, mientras los verdaderos chacales están pagados para tenernos encerrados en los campos o para alejarnos con la desesperación [que crean].» Testimonio desde los campos de refugiados alrededor de L’Aquila, Italia
  • «El consumo ostensible de bienes valiosos es un medio de aumentar la reputación del caballero ocioso. Al acumularse en sus manos la riqueza, su propio esfuerzo no bastaría para poner de relieve por este método su opulencia. Recurre, por tanto, a la ayuda de amigos y competidores ofreciéndoles regalos valiosos, fiestas y diversiones caras.» THORSTEIN VEBLEN
  • «El imposible silencio de la comunicación. La modernidad trae consigo el ruido. En el mundo retumban sin cesar instrumentos técnicos cuyo uso acompaña nuestra vida personal y colectiva. Pero la palabra tampoco cesa, pronunciada por sus muchos porta-voces. No me estoy refiriendo aquí, desde luego, a la palabra que surge -renovada y feliz- en la comunicación diaria con los allegados, los amigos o los desconocidos con los que se entablan relaciones: esta palabra perdura y da cuerpo a la sociabilidad.» DAVID LE BRETON
  • «Para llegar al pleno de la vida debemos cooperar, y para cooperar tenemos que llegar a acuerdos con nuestros semejantes. Suponer que tales acuerdos significan limitaciones a la libertad es en verdad un absurdo; al contrario, son el ejercicio de nuestra libertad. Si vamos a inventar un dogma sosteniendo que el llegar a acuerdos es dañar la libertad, entonces la libertad se vuelve tiranía inmediatamente, puesto que prohíbe a los hombres los más ordinarios placeres cotidianos. Por ejemplo, yo no puedo ir a pasear con un amigo puesto que va contra el principio de la Libertad si acordamos estar en cierto sitio a cierta hora para reunirnos. No puedo ni siquiera extender mi influencia más allá de mí mismo, porque para hacerlo tengo que cooperar con alguien más, y la cooperación lleva consigo el acuerdo, y eso va contra la libertad. Se verá de inmediato que este argumento es absurdo. Yo no limito mi libertad, simplemente la practico, cuando me pongo de acuerdo con mi amigo para ir de paseo» GEORGE BARRET

 

 











Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*




Léxico y significado de: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .