MIJAIL BAKUNIN: Citas y frases célebres



Recopilación de citas y frases célebres de MIJAIL BAKUNIN

frases célebres de MIJAIL BAKUNIN

El Estado no es ningún modo la sociedad; no es mas que una forma histórica tan brutal como abstracta. Ha nacido históricamente en todos los países del matrimonio, de la violencia, de la rapiña, del pillaje; en una palabra, de la guerra y de la conquista, que con los dioses creados sucesivamente por la familia teológica de las naciones. Desde su origen ha sido y lo es hasta el presente la sanción divina de la fuerza brutal y de la iniquidad triunfante. El Estado es la autoridad, es la fuerza, es la ostentación y la fatuidad de la fuerza. No se insinúa, no convertir (…) aún cuando procura el bien, perjudica, precisamente porque el lo impone y porque toda imposición provoca y suscita las rebeldías legítimas de la libertad, y porque el bien, desde el momento en que es impuesto, desde el punto de vista de la verdadera moral, de la moral humana, no divina indudablemente, desde el punto de vista del respeto humano y de la libertad, el bien, repito, se convierte en mal. La libertad, la moralidad y la dignidad del hombre consisten precisamente en esto, en que él mismo haga el bien, no porque nadie se lo imponga, sino porque lo concibe, lo quiere, lo ama

MIJAIL BAKININ

Ejercer el poder corrompe; someterse al poder degrada.

MIJAIL BAKUNIN

Es buscando lo imposible que el hombre ha siempre realizado lo posible. Aquellos que se han sabiamente limitado a lo que le apareciera posible no han nunca avanzado de un solo paso.

MIJAIL BAKUNIN

No queremos la muerte de los hombres, sino la abolición de posiciones y cosas

MIJAIL BAKUNIN

Nada se arregla por sí solo jamás, y menos las relaciones humanas. Son los hombres, los que hacen los acuerdos, y lo hacen según sus actitudes y entendimiento de las cosas

MIJAIL BAKUNIN

Todo Estado, como toda teología, supone al hombre esencialmente perverso y malvado

MIJAIL BAKUNIN

Ni siquiera hay que demostrar que Dios no existe o que no es mas que un -reflejo: hay que sublevarse, pues el hombre no puede reconocer ninguna subordinación de su ser. Si Dios existiera realmente habría que hacerle desaparecer

MIJAIL BAKUNIN

Marx era mucho mas avanzado que yo; hoy se encuentra mucho mas atrasado, incomparablemente mas atrás que yo; yo no sabía nada de economía política. No había leído las abstracciones metafísicas y mi socialismo era completamente instintivo. Era él ya un ateo, un materialista preparado, un socialista bien considerado. Fue justamente por este tiempo cuando elaboraba los primeros fundamentos de su presente sistema. Nosotros nos entrevistamos bastantes veces, porque yo lo respetaba mucho por su preparación y su apasionada y seria devoción (siempre mezclada, no obstante, de vanidad personal) a la causa del proletariado, y yo buscaba ávidamente su conversación, que era siempre instructiva e inteligente cuando no era inspirada por un rencor mezquino, lo que desgraciadamente le ocurría demasiadas veces. Pero no hubo nunca una intimidad franca entre nosotros. Nuestros temperamentos no lo permitían. El me llamó un idealista sentimental, y tenía razón; yo le llamé un hombre vanidoso, pérfido y pícaro, y yo también tenía razón

MIJAIL BAKUNIN

Sólo soy verdaderamente libre cuando todos los individuos, hombres y mujeres, son igualmente libres. La libertad de los demás individuos, lejos de negar mi libertad, es, por el contrario, su y su confirmación

MIJAIL BAKUNIN

La negación histórica del pasado se efectúa o bien lenta, perezosa, descuidadamente, o de un modo violento, llevada por la pasión. Pero siempre ocurre obedeciendo a una natural. Tenemos fe en el triunfo definitivo de la humanidad sobre la tierra

MIJAIL BAKUNIN

Deseamos ansiosamente ese triunfo y procuramos acelerar su advenimiento con todas nuestras fuerzas. No debemos mirar hacia atrás, sino hacia delante, porque delante esta nuestro sol, nuestra salvación

MIJAIL BAKUNIN

Una legislación política, ya sea que no tenga otra base que la voluntad de un soberano o que se fundamente en los votos de representantes del pueblo elegidos por sufragio universal, nunca responde a las leyes de la naturaleza y siempre será dañina e incompatible con la libertad de la masa, ya que le impone a esta un sistema de leyes exteriores que al cabo no pueden menos que ser despóticas

MIJAIL BAKUNIN

Ninguna legislación tuvo otro fin que consolidar un sistema de despojo del pueblo trabajador por medio de la clase dominante

MIJAIL BAKUNIN

Toda legislación produce como consecuencia la esclavitud de la sociedad y simultáneamente corrompe al legislador.

MIJAIL BAKUNIN

El Estado es un mal necesario históricamente, una forma transitoria de la sociedad y con su desaparición también desaparecerá el Derecho de los juristas, es decir, la regulación legal de toda la vida del pueblo, así en lo grande como en lo pequeño

MIJAIL BAKUNIN

En la próxima etapa evolutiva regirán ciertas normas que tendrán su base en la voluntad general. Entre tales normas se encuentra el derecho a la independencia, por el hecho de ser individuo. En mi condición de hombre, tengo facultades para no obedecer a otro hombre y para actuar según mi propio talante.

MIJAIL BAKUNIN

Todo pueblo, provincia y municipio tienen derecho ilimitado a su completa independencia, con tal que su constitución interna no amenace la independencia y la libertad del territorio vecino.

MIJAIL BAKUNIN

La tierra, los instrumentos de trabajo y toda clase de capital deben ser propiedad colectiva de toda la sociedad, y solo pueden usarse en interés exclusivo de las asociaciones o uniones agrícolas e industriales.

MIJAIL BAKUNIN

El Estado es una institución temporal, histórica, una forma transitoria de la ciudad. El hombre animal verifica por medio de la religión el primer paso desde su vida animal a una vida humana, pero mientras siga siendo religioso no llegara a conseguir su fin, pues toda religión le condena al absurdo, le dirige por una vía falsa y le hace buscar lo divino en vez de buscar lo humano.

MIJAIL BAKUNIN

Todas las religiones, sus dioses, semidioses y profetas, sus Mesías y santos, son producto de la crédula fantasía de los hombres no llegados aun a su pleno desarrollo y a la total posesión de sus fuerzas espirituales

MIJAIL BAKUNIN

En todo país ha nacido un maridaje entre la violencia, el robo, el saqueo, es decir, entre la guerra y la conquista por medio de los dioses, que de a poco habría creado el fanatismo religioso de los pueblos

MIJAIL BAKUNIN

Quienquiera que hable de revelación habla igualmente de reveladores, de mesias, profetas, sacerdotes y legisladores iluminados por los dioses y como estos reveladores se consideran los representantes de la divinidad sobre la tierra, se juzgan como sagrados, se los reconoce como maestros elegidos por el propio dios para adoctrinar a la humanidad. No es extraño entonces que disfruten de un poder ilimitado. Todo hombre le debe ciega obediencia, porque frente a la razón divina de nada vale la razón humana, ni ante la justicia divina, la justicia terrenal. Los hombres son esclavos de dios, por lo tanto, no pueden mas que serlo de la iglesia, y como esta santifica al Estado, también deben ser esclavos del Estado

MIJAIL BAKUNIN

Los gobiernos tienen para considerar que creer en dios es condición fundamental de su fuerza. Existen personas que aunque no crean, deben obligatoriamente actuar como si lo hicieran. En esta clase se hallan los torturadores, opresores y explotadores de la humanidad. Sacerdotes, reyes, soldados, terratenientes, empleados de todo tipo, policías, gendarmes, carceleros, verdugos, capitalistas, usureros, empresarios, propietarios de casa, abogados, economistas, políticos de todo tipo. En resumen todos, desde los mas altos a los mas bajos repiten a coro las palabras de Voltaire: ‘Si no hubiera Dios, habría que inventarlo, pues no es verdad que el pueblo necesite tener su religión’. La religión es precisamente la válvula de seguridad

MIJAIL BAKUNIN

El Estado es la violencia y aun la loca jactancia de ella. No intenta parecer agradable, ni quiere disimular cuando se inmiscuye en algo, lo hace siempre ásperamente. Es que su esencia no consiste en convencer, sino en mandar y ejercer la coacción. Por mucho que se esfuerce, no logrará ocultar que es el violador legal de nuestra voluntad, el permanente negador de nuestra libertad

MIJAIL BAKUNIN

Es propio del privilegio y de toda situación privilegiada, emponzoñar el espíritu y el corazón del hombre. El privilegiado política o económicamente corrompe su espíritu y su corazón. Es esta una ley de la vida social que no experimenta ninguna excepción y se aplica a todos los pueblos, tanto a las clases como a las corporaciones e individuos. La primera condición de la libertad y de la humanidad es la ley de la igualdad

MIJAIL BAKUNIN

Detestamos de todo corazón la monarquía, pero al mismo tiempo estamos convencidos de que una gran república con ejército, burocracia y centralización política, llevará en lo exterior a la conquista y en lo interior a la opresión. Será incapaz de dar felicidad y libertad a sus súbditos, aunque les llame -ciudadanos-

MIJAIL BAKUNIN

Si es pasado, el Estado fue un mal históricamente necesario, está claro que forzosamente deberá desaparecer y hacerlo completamente: tarde o temprano

MIJAIL BAKUNIN

Yo no soy un hombre libre si no reconozco la humanidad y la libertad de cuantos me rodean. Cuando presto homenaje a su humanidad, lo presto a la mía. Un antropófago que trata a sus prisioneros como animales salvajes y se alimenta de ellos, no es un hombre sino un animal. Quien posea esclavos no es hombre, sino un señor.

MIJAIL BAKUNIN

Cuanto mas hombres libres me rodeen y cuanto mas amplia y profunda sea su libertad, tanto mas profunda y amplia será la mía. De otro lado, toda esclavitud de los hombres es al mismo tiempo una limitación de mi propia libertad, o lo que es lo mismo, una negación de mi vida humana por su vida animal.

MIJAIL BAKUNIN

La unidad es el fin hacia el que se encamina irremediablemente la humanidad.

MIJAIL BAKUNIN

Todo lo que se llama Derecho histórico de los Estados, queda completamente abolido. Todas las cuestiones relativas a los límites naturales, políticos, estratégicos y económicos de los Estados se relegarán en lo sucesivo a la historia antigua y quedarán totalmente proscriptas.

MIJAIL BAKUNIN

Porque un territorio haya pertenecido alguna vez a un Estado, y aunque tal pertenencia tuviera como base una unión voluntaria, no es razón para que quede obligado a continuar perpetuamente unido a ese Estado.

MIJAIL BAKUNIN

La propiedad privada es al mismo tiempo consecuencia y base del Estado. Por un lado, todo gobierno se apoya necesariamente en la expoliación y por otro, la tiene como fin. La expoliación lo auxilia y le da carácter legal.

MIJAIL BAKUNIN

Expoliar y gobernar significa lo mismo. Una cosa complementa a la otra y desempeña, con relación a ella, el papel de medio para un fin.




MIJAIL BAKUNIN

Los privilegiados representantes del trabajo mental -que son hoy los llamados a representar a la sociedad, no ya porque tengan mas inteligencia, sino por el hecho de haber nacido en el seno de la clase privilegiada- tienen asegurada toda suerte de prosperidades, pero también toda clase de corrupción propia de nuestra cultura: riqueza, voluptuosidad, derroche, goces de la vida familiar, disfrute exclusivo de la libertad política y, como consecuencia de todo, la posibilidad de expoliar a millones de trabajadores y de gobernarlos a su antojo, según lo aconseje su interés. ¿Qué queda para los representantes del trabajo manual, para estos innumerables millones de proletarios, y también de los pequeños propietarios territoriales? La miseria desesperada, la carencia de los goces de familia- pues para los pobres esta es una carga- la ignorancia, la barbarie, una vida semejante a la de los animales, y por añadidura, el consuelo de que están sirviendo de pedestal para que exista una minoría que disfrute de cultura, libertad y corrupción

MIJAIL BAKUNIN

Cuanto mas libres y desarrollados están el comercio y la industria, mas completa es la desmoralización de los pocos privilegiados y mayores son, por otra parte, la miseria, los lamentos y el legitimo furor de las masas de trabajadores

MIJAIL BAKUNIN

Siempre ha existido la expoliación de las masas esclavizadas, oprimidas, asalariadas, por parte de una minoría dominante.

MIJAIL BAKUNIN

La propiedad privada ilimitada será abolida por la fuerza de las cosas mismas

MIJAIL BAKUNIN

La justicia es lo que debe servir de base al mundo nuevo; sin ella no hay libertad ni vida común ni paz. La justicia, no la de los juristas ni la de los teólogos o los metafísicos, sino simplemente la justicia humana, prescribe que en el futuro el goce de cada persona corresponderá a la cantidad de bienes creados por ella

MIJAIL BAKUNIN

Yo no soy comunista sino colectivista. El colectivismo no requiere de ninguna manera la institución de un poder supremo. En nombre de la libertad, que es lo único sobre lo que puede fundarse una organización política, nos rebelaremos siempre contra toda exigencia que aun solo de lejos se considere semejante al comunismo o al socialismo de Estado

MIJAIL BAKUNIN

Yo deseo la organización de la sociedad y de la propiedad colectiva o social de abajo arriba por medio del sufragio de las asociaciones libres; no de arriba abajo, impuesta por una autoridad cualquiera

MIJAIL BAKUNIN

Para a su miserable suerte, el pueblo tiene tres caminos: dos imaginarios y uno real: Los dos primeros son la taberna y la iglesia. El tercero es la revolución social

MIJAIL BAKUNIN

La salvación no es posible sino por medio de la revolución social, destruyendo todas las instituciones de desigualdad y estableciendo la igualdad económica y social

MIJAIL BAKUNIN

Entendemos por revolución el desencadenamiento de lo que hoy se llama malas pasiones y la destrucción de todo cuanto en la misma lengua se denomina ‘opinión publica’

MIJAIL BAKUNIN

La estupidez de los hombres hace necesarias, muchas veces, las revoluciones sangrientas; con todo, estas son siempre un mal, un mal enorme y una gran desgracia, no solo por respeto a las víctimas, sino también por lo que se refiere a la pureza y perfección del fin en cuyo nombre se verifican

MIJAIL BAKUNIN

…Si se quiere hacer una revolución que llegue hasta los fundamentos, es necesario atacar el sistema mismo, las cosas, destruir la propiedad y el Estado, con lo que no habrá necesidad de exterminar a los hombres, ni de exponerse a la inevitable reacción que en toda la sociedad provocaron y siempre provocaran las matanzas de hombres. Pero de este modo, se tiene derecho a proceder con los hombres humanamente, sin peligro para la revolución, a ser inexorable con las cosas y el sistema en si, y a destruirlo todo, y en primer termino, la propiedad y la inevitable consecuencia de la misma, o sea el Estado. En esto consiste todo el secreto de la revolución

MIJAIL BAKUNIN

…Una revolución política y una revolución nacional no pueden vencer si no se convierten, la revolución política en social y la revolución nacional en universal, gracias a su carácter fundamentalmente socialista y destructor del Estado

MIJAIL BAKUNIN

Tales con los cuentos absurdos que se divulgan y tales son las doctrinas monstruosas que se enseñan en pleno siglo XIX, en todas las escuelas populares de Europa, por orden expresa de los gobiernos. ¡A eso se llama civilizar a los pueblos! ¿No es evidente que todos esos gobiernos son los envenenadores sistemáticos, los embrutecedores interesados de las masas populares?

MIJAIL BAKUNIN

El pueblo acepta muy a menudo sin crítica y en conjunto las tradiciones religiosas que, envolviéndolo desde su nacimiento en todas las circunstancias de su vida, y artificialmente mantenidas en su seno por una multitud de envenenadores oficiales de toda especie, sacerdotes y laicos, se transforman en él en una suerte de hábito mental y moral, demasiado a menudo más poderoso que su buen sentido natural

MIJAIL BAKUNIN

La revolución social únicamente tendrá el poder de cerrar al mismo tiempo todos los burdeles y todas las iglesias

MIJAIL BAKUNIN

Hay una categoría de gentes que, si no cree, debe al menos aparentar que cree. Son todos los atormentados, todos los opresores y todos los explotadores de la humanidad. Sacerdotes, monarcas, hombres de Estado, hombres de guerra, financistas públicos y privados, funcionarios de todas las especies, policías, carceleros y verdugos, monopolizadores, capitalistas, empresarios y propietarios, abogados, economistas, políticos de todos los colores, hasta el último comerciante

MIJAIL BAKUNIN

Y puesto que ha sido comprobado que todos los pueblos pasados y presentes han creído y creen en la existencia de dios, es evidente que los que tienen la desgracia de dudar de ella, cualquiera que sea la lógica que los haya arrastrados a esa duda, son excepciones anormales, monstruos. Así pues, la antigüedad o universalidad de una creencia serían, contra toda la ciencia y contra toda lógica, una prueba suficiente e irreductible de su verdad. ¿Por qué?

MIJAIL BAKUNIN

Nada es en efecto tan universal y tan antiguo como lo inicuo y lo absurdo, y, al contrario, son la verdad y la justicia las que, en el desenvolvimiento de las sociedades humanas, son menos universales y más jóvenes; lo que explica también el fenómeno histórico constante de las persecuciones inauditas de que han sido y continúan siendo objeto aquellos que las proclaman, primero por parte de los representantes oficiales, patentados e interesados de las creencias ‘universales’ y ‘antiguas’, y a menudo por parte también de aquellas mismas masas populares que, después de haberlos atormentado, acaban siempre por adoptar y hacer triunfar sus ideas

MIJAIL BAKUNIN

No miremos, pues, nunca atrás, miremos siempre hacia delante, porque adelante está nuestro sol y nuestra salvación; y si es permitido, si es útil, necesario volvernos, en vista del estudio de nuestro pasado, no es más que para comprobar lo que hemos sido y los que no debemos ser más, lo que hemos creído y pensado, y lo que no debemos creer ni más, lo que hemos hecho y lo que no debemos volver a hacer

MIJAIL BAKUNIN

En tanto que persista la raíz de todos los absurdos que atormentan al mundo, la creencia en dios permanecerá intacta, no cesará de echar nuevos retoños

MIJAIL BAKUNIN

Una vez instalada la divinidad, fue proclamada naturalmente la causa, la razón, el árbitro y el dispensador absoluto de todas las cosas: el mundo no fue ya nada, la divinidad lo fue todo; y el hombre, su verdadero creador, después de haberla sacado de la nada sin darse cuenta, se arrodilló ante ella, la adoró y se proclamó su y su esclavo

MIJAIL BAKUNIN

Siendo dios todo, el mundo real y el hombre no son nada. Siendo dios la verdad, la justicia, el bien, lo bello, la potencia y la vida, el hombre es la mentira, la iniquidad, el mal, la fealdad, la impotencia y la muerte. Siendo dios el amo, el hombres es el esclavo. Incapaz de hallar por sí mismo la justicia, la verdad y la vida eterna, no puede llegar a ellas más que mediante una revelación divina. Pero quien dice revelación, dice reveladores, mesías, profetas, sacerdotes y legisladores inspirados por dios mismo; y una vez reconocidos aquéllos como representantes de la divinidad en la Tierra, como los santos institutores de la humanidad, elegidos por dios mismo para dirigirla por la vía de la salvación, deben ejercer necesariamente un poder absoluto

MIJAIL BAKUNIN

¿Es necesario recordar cuánto y cómo embrutecen y corrompen las religiones a los pueblos? Matan en ellos la razón, ese instrumento principal de la emancipación humana y los reducen a la imbecilidad, condición esencial de su esclavitud. Deshonran el trabajo humano y hacen de él un signo y una fuente de servidumbre. Matan la noción y el sentimiento de la justicia humana, haciendo inclinar siempre la balanza del lado de los pícaros triunfantes, objetos privilegiados de la gracia divina. Matan la altivez y la dignidad, no protegiendo más que a los que se arrastran y a los que se humillan. Ahogan en el corazón de los pueblos todo sentimiento de fraternidad humana, llenándolo de crueldad divina.

MIJAIL BAKUNIN

Es propio del privilegio y de toda posición privilegiada el matar el espíritu y el corazón de los hombres. El hombre privilegiado, sea política, sea económicamente, es un hombre intelectual y moralmente depravado.

MIJAIL BAKUNIN

No reconozco autoridad infalible, ni aun en las cuestiones especiales; por consiguiente, no obstante el respeto que pueda tener hacia la honestidad y la sinceridad de tal o cual individuo, no tengo fe absoluta en nadie. Una fe semejante sería fatal a mi razón, a mi libertad y al éxito mismo de mis empresas; me transformaría inmediatamente en un esclavo estúpido y en un instrumento de la voluntad de los intereses ajenos.

MIJAIL BAKUNIN

Las más grande inteligencia no podría abarcar el todo. De donde resulta para la ciencia tanto como para la industria, la necesidad de la división y de la asociación del trabajo. Yo y doy, tal es la vida humana. Cada uno es autoridad dirigente y cada uno es dirigido a su vez. Por tanto no hay autoridad fija y constante, sino un cambio continuo de autoridad y de subordinación mutuas, pasajeras y sobre todo voluntarias.

MIJAIL BAKUNIN

Rechazamos toda legislación, toda autoridad, toda influencia privilegiadas, patentadas, oficiales y legales, aunque salgan del sufragio universal, convencidos de que no podrán actuar en provecho de una minoría dominadora y explotadora , contra los intereses de la inmensa mayoría sometida.

MIJAIL BAKUNIN

El pueblo, en ese sistema, será el escolar y el pupilo eterno. A pesar de su soberanía completamente ficticia, continuará sirviendo de instrumento a pensamientos, a voluntades y por consiguiente también a intereses que no serán los suyos. Entre esta situación y la que llamamos de libertad, de verdadera libertad, hay un abismo. Habrá, bajo formas nuevas, la antigua opresión y la antigua esclavitud, y allí donde existe la esclavitud, están la miseria, el embrutecimiento, la verdadera materialización de la sociedad, tanto de las clases privilegiadas como de las masas.

MIJAIL BAKUNIN

La civilización griega, como todas las civilizaciones antiguas, comprendida la de Roma, ha sido exclusivamente nacional y ha tenido por base la esclavitud.

MIJAIL BAKUNIN

La Alianza se declara atea, desea la abolición definitiva y absoluta de las clases, la igualdad política y la igualación social de los individuos de ambos sexos. Desea que la tierra, los instrumentos de trabajo, como todo capital, sean propiedad colectiva de la sociedad entera, no pudiendo ser utilizados mas que por los trabajadores, es decir, por las asociaciones agrícolas e industriales. Reconoce que todos los Estados existentes actualmente, políticos y autoritarios, reduciéndose mas y mas a las funciones meramente administrativas de los servicios públicos en sus países respectivos, tienen que desaparecer en la unión universal de las asociaciones libres, tanto agrícolas como industriales

MIJAIL BAKUNIN (ALIANZA INTERNACIONAL DE LA DEMOCRACIA SOCIALISTA)

El Estado no es en ningún modo la sociedad; no es mas que una forma histórica tan brutal como abstracta. Ha nacido históricamente en todos los países del matrimonio, de la violencia, de la rapiña, del pillaje; en una palabra, de la guerra y de la conquista, con los dioses creados sucesivamente por la fantasía teológica de las naciones. Desde su origen ha sido y lo es hasta el presente la sanción divina de la fuerza brutal y de la iniquidad triunfante

MIJAIL MIJAIL BAKUNIN










Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*




Léxico y significado de: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .