Los Dioses romanos

¿A quienes adoraban los romanos?






Los romanos rendían culto a cientos de Dioses.
Creian que los dioses cuidaban de ellos de día y de noche.
Algunos dioses se encargaban de la tierra y el mar, otros de profesiones concretas como médicos mercaderes o soldados. Y otros, de distintos aspectos de la vida de las personas, como salud, belleza o amor.

Los romanos pensaban que las serpientes harán buena suerte y por eso las pintaban en las paredes.

Los principales dioses romanos son:

Júpiter era el rey de los dioses.
Marte era el dios de la guerra.
Venus era la diosa del amor.
Juno era la reina de los dioses.
Apolo era el dios del sol y de las artes.
Neptuno era el dios del mar.
Diana era la diosa de la luna y de la casa.

Los romanos construyeron templos para albergar a sus dioses. Cada dios y cada diosa tenía el suyo. Se edificaban con piedra de la mejor calidad y se decoraban con estatuas y relieves.

Dioses romanos
¿A quienes adoraban los romanos?
El culto romano se dividió en lo público y lo privado. 

Las familias realizaban cultos a sus espíritus domésticos mientras que Roma tuvo colegios de sacerdotes oficiales para asegurar que sus acciones se tuvieran una aprovación divina.

 Cada dios necesitaba una imagen – por lo general una estatua o relieve en piedra o bronce – y un altar o templo en el que ofrecer oraciones y sacrificios. 

 

Quid pro quo 

Las peticiones y oraciones eran presentadas a los dioses como un oficio: si el dios había realizado lo que se le había pedido (el nuncupatio), entonces el adorador se comprometía a hacer algo en particular a cambio (el SOLUTIO).  Este comercio era vinculante. 




Para convencer a los dioses para realizar estas peticiones, un adorador podría realizar ofrendas de comida o vino, o llevar a cabo un sacrificio ritual de un animal antes de comerlo. 

Los romanos creían que sus dioses o espíritus estaban involucrados activamente en su vida diaria.

Como resultado, las comidas sagradas se llevaban a cabo en su nombre durante ciertas fiestas religiosas. 

Se creía que el dios efectivamente tomaba parte en la comida: se guardaba un lugar en la mesa para él, las invitaciones se emitian en su nombre, y una parte de la comida que se servia se guardaba para que él disfrutara.

 

 

 El culto público era el lado de la religión más organizado y más formal.

 En casa, el padre de familia realizaba rituales religiosos.

Más allá de la casa, los dioses eran adorados por el estado, que empleaba a colegios de sacerdotes y sacerdotisas altamente capacitados. 

 

Los Sacerdotes romanos

Las dos universidades más importantes para los sacerdotes eran los augures y el Collegium Pontificum. 

Augures eran sacerdotes que habían sido elegidos para la vida. Sólo tenían la autoridad para leer e interpretar los signos de los dioses. A pesar de que no podían predecir el futuro, determinaban si los dioses estaban felices con un plan concreto, como una batalla. 

Para esto observaban los fenómenos naturales, como rayos o las aves en vuelo.  También se emplean especialistas (llamados arúspices) para leer las entrañas de los animales sacrificados. 

 

 

Collegium Pontificum 

El Collegium Pontificum tenía cuatro ramas. 

Los pontífices eran, con diferencia, los sacerdotes más importantes y controlaban la religión del estado. 

Durante la época de Julio César , había 16 de estos sacerdotes, la mitad de las cuales eran patricios , con la otra mitad plebeyos .

Los pontífices determinadas las fechas del festival, con la asistencia del emperador en sus deberes religiosos, y determinaban qué días eran legales para la realización de negocios.

Se dirigían por el pontifex maximus (sumo sacerdote) . 

 




Esto que tambien te pueden interesar



Puedes escribir tus opiniones y comentarios con tu cuenta de Facebook o directamente en la parte inferior de la página.


Valora este contenido para mejorar la calidad.
Los Dioses romanos

Nos encanta leer y publicar vuestros comentarios y, de esta forma, ayudar al resto de la comunidad educativa.
Por favor, comparte tu opinión con el resto de usuarios sobre "Los Dioses romanos"




5 Comments

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*