NUESTRAS VIDAS SON PÉNDULOS de Ramón López Velarde



NUESTRAS VIDAS SON PÉNDULOS de Ramón López Velarde

 

¿Dónde estará la niña
que en aquel lugarejo
una noche de baile
me habló de sus deseos
de viajar, y me dijo
su tedio?

Gemía el vals por ella,
y ella era un boceto
lánguido: unos pendientes
de ámbar, y un jazmín
en el pelo.

Gemían los violines
en el torpe quinteto…
E ignoraba la niña
que al quejarse de tedio
conmigo, se quejaba
con un péndulo.

Niña que me dijiste
en aquel lugarejo
una noche de baile
confidencias de tedio:
dondequiera que exhales
tu suspiro discreto,
nuestras vidas con péndulos…




Dos péndulos distantes
que oscilan paralelos
en una misma
de invierno.

 

Añade tus comentarios sobre NUESTRAS VIDAS SON PÉNDULOS de Ramón López Velarde  y consulta los comentarios de otros lectores interesados en este poema.

En los comentarios inferiores puedes consultar (o añadir si no están) el resumen, análisis y estructura de «NUESTRAS VIDAS SON PÉNDULOS», figuras literarias que se utilizan en «NUESTRAS VIDAS SON PÉNDULOS», tema, métrica y rima utilizada, comentarios estilísticos, contextualización de la poesía, interpretaciones,  valoraciones personales sobre NUESTRAS VIDAS SON PÉNDULOS de Ramón López Velarde  y todo lo que desees aportar.











Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*




Léxico y significado de: , .