Superdotados con problemas escolares y de aprendizaje

Los estudiantes superdotados tienen a menudo problemas de aprendizaje

 




 



Cuando mencionamos los términos “superdotación intelectual” y “problemas de aprendizaje” la gente , por lo general, entiende lo que significa cada término. Sin embargo, la mayoría de las personas no son conscientes de que en muchas circunstancias los dos pueden ir de la mano.

 

Un estudio actual realizado en los Estados Unidos sugiere que el 14% de los niños que son identificados como intelectualmente superdotados también tienen graves problemas de aprendizaje.

Niño superdotado leyendo
Niño superdotado leyendo

Esto se compara con que solamente menos del  4% de los niños en la población general sufren estos problemas.  Nadie ha sido capaz de explicar esta discrepancia.

Mientras que los niños que están superdotados intelectualmente son reconocidos, el hecho de que algunos de estos estudiantes también puedan tener una discapacidad de aprendizaje se ignora.

Los profesores, a dia de hoy, no están capacitados para la identificación de estos niños ni de ayudarles o enseñarles para que puedan alcanzar su pleno potencial.

 

La identificación de un estudiante superdotado con problemas de aprendizaje.

Mientras que generalmente se hace referencia como “GLD” (gifted with a learning disability o superdotado con discapacidad de aprendizaje), estos niños también se conocen como “dos veces excepcional” (2e).

Sus discapacidades pueden incluir ADD (Trastorno de déficit de atención), ADHD (Trastorno de déficit de atención con hiperactividad), dislexia, trastornos del pensamiento, síndrome de Asperger y los trastornos físicos y emocionales.

Estos niños pueden estar en programas de superdotados, pero es más recomendable que estén en un programa de recuperación especializado en superdotación intelectual ignorada.

Estos niños son a menudo difíciles de identificar.

La característica más común e importante de un niño GLD es el rendimiento académico irregular o inconsistente, lo cual es inexplicable e impredecible.

 

Pueden alcanzar resultados excepcionalmente altos en las actividades académicas fuera de la escuela, sin embargo, este mismo nivel no se refleja en sus evaluaciones en el colegio.

Pueden sobresalir en las pruebas de selección múltiple, sin embargo, son incapaces de responder en una página en blanco. Otros pueden sobresalir verbalmente, pero tener un mal desempeño en tareas de lápiz y papel.




Las dificultades surgen con la identificación de estos niños, ya que generalmente se dividen en tres categorías:

  1. Aquellos cuyo talento intelectual es reconocido y cuya discapacidad sólo se hace evidente cuando la dificultad de su trabajo escolar aumenta.
  2. Los que no se identifican como superdotados o ni con dificultades de aprendizaje, ya que realizan un progreso medio.
  3. Los que se identifica por tener una discapacidad de aprendizaje y pueden estar en un programa de apoyo al aprendizaje pero su superdotación intelectual no se reconoce.

 

Para complicar más las cosas, los procesos de identificación de programas de superdotados y los de discapacidad de aprendizaje son mutuamente excluyentes.

En las escuelas, como mucho, hay un coordinador para superdotados, que atiende a las necesidades de estos estudiantes, y un equipo de necesidades especiales, cuya función es proporcionar servicios de apoyo para los estudiantes con discapacidades de aprendizaje.

Sus funciones son específicas para estos dos grupos y que no suele haber superposición o consulta entre ellos.

 

Las consecuencias de no ser reconocido

Los niños con este problema luchan continuamente para dar sentido y explicarse a si mismos como es posible tener un alto potencial intelectual y discapacidad al mismo tiempo.

Empiezan a dudar de sus habilidades y se frustran.

Después de repetidos fracasos, los niños con estas caracteristicas tienden a concluir que son “tontos” o “cortos” y asumen ese rol.

La falta de reconocimiento puede llevar a los niños a abandonar sus estudios. Se les achacan problemas de aprendizaje, deficit de atencion,… y suele conllevar el frasaso escolar.

Los maestros suelen etiquetarlos como perezosos.

El resultado es un bajo rendimiento, falta de motivación, problemas de comportamiento y el desencanto con la escuela.

 

El resultados a largo plazo es a menudo el rechazo a la escuela, el abandono escolar, problemas sociales y familiares, problemas para encontrar trabajo, la baja condición socioeconómica y graves problemas de salud mental.

 

Estos resultados impactan no sólo en el niño, sino que se extiende a sus circulos cercanos, familiares principalmente. Este es un testimonio real de un niño, superdotado con déficit de aprendizaje, que le dijo a sus padres sobre lo que siente por la escuela:

Tu no sabes lo que se siente cuando me traes a este lugar. Es como si una bomba nuclear explotara en mi estómago, se extiende a la cabeza y no puedo pensar y que se extienda a mis manos y no puedo hacer que se muevan.

Los niños que son intelectualmente superdotados con una discapacidad de aprendizaje son a menudo mal entendidos.

 

¿Lo que hay que hacer?

El no reconocer estos niños se debe a una incapacidad de los gobiernos de todos los paises y sistemas educativos del mundo, para lograr que los maestros reciban una formación que les permita identificar a estos niños y satisfacer sus necesidades educativas.

Cuanto antes un niño se puede ser identificado, mayor es la probabilidad de que sus problemas pueden resolverse y el niño alcance su potencial total.

 




Esto que tambien te pueden interesar








Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*