¿Cómo es el diablo?

 




 



Paulo sexto reafirmó la existencia del gran enemigo de dios, el diablo, Satanás, Belcebú, el maligno, que estos son los nombres con que se le llama, al que Jesús había bautizado con “príncipe del mundo”. El demonio más importante es Lucifer, el rebelde que ambiciono el poder y que, derrotado por el hijo de Dios, fue precipitado al dolor de la rabia del infierno.

¿Cómo es el diablo?
¿Cómo es el diablo?

Satanás era un ángel, pero organizó una rebelión y se le expulsó del cielo en compañía de sus seguidores, aterrizando nuestro planeta y creando desde entonces confusión por todas partes. He aquí el porqué de los ángeles buenos y de los malos o sea, los demonios.

Se le ha concebido de muy distintas maneras: como un animal feroz, como un dragón, con alas tenebrosas de murciélago, o como un macho cabrío. En la divina comedia de Dante habla de los espíritus malos como de las personas de fácil identificación, que incluso tienen un nombre; Goethe convierte a Mephistofeles en un elegante caballero de mediana edad, muy inteligente y culto, que tienta y convence sirviéndose de su atracción y agudeza.




El primer testimonio que se tiene del diablo data de un monje del siglo XI, y narra lo siguiente: “una noche vi aparecer frente a mí, a los pies de la cama, un monstruo asqueroso, que no tenía nada de humano… Un hombre pequeño y terrible, de poca estatura, con el cuello delgado y el rostro enjuto, barba de chivo, orejas con pelos en la punta, los cabellos enmarañados como zarzal es, los dientes afilados, el cráneo puntiagudo, joroba en la espalda y nalgas temblorosas.”

Según los especialistas en este tema los diablos tienen una jerarquía propia; poseen un organigrama, como las empresas o los estados. En lo alto de la escala se encuentra el príncipe, que manda las legiones, y por debajo de ésta los duques, los marqueses, los condes, etcétera lo mismo que las sociedades feudales. Hubo incluso quien intentó contarlos, tirándose establecer que debían de sumar unos 45 millones. Algunos se distinguen por su aspecto y costumbres, como Balam, que tiene tres cabezas: una de hombre, otra de toro y la tercera de carnero, y se paseaba montando en oso, o Gomory que, por el contrario, es una estupenda mujer que prefiere viajar cabalgando un camello, mientras Zalcos se sienten un cocodrilo.

 




Esto que tambien te pueden interesar








Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



1 Comment

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*