Nikola Tesla



Nikola Tesla nació la medianoche del 9 de julio de 1856 en Smiljan (Croacia), entonces parte del Imperio Austro-húngaro.

Sus padres eran serbios y su padre fue un pastor de la Iglesia serbia ortodoxa.

Tesla fue un estudiante brillante en la escuela y estaba destinado a suceder a su padre en la carrera eclesiástica.

Sin embargo, desarrolló un interés creciente por la ciencia y empezó a estudiar ingeniería en la universidad técnica de Graz (Austria).

En 1880 asistió a la universidad de Praga aunque sus estudios se vieron interrumpidos por la muerte de su padre y nunca llegó a licenciarse. Después de trabajar en Budapest como ingeniero de telefonía durante un breve período, se trasladó a París, donde ocupó un puesto similar.

En 1884 emigró a los Estados Unidos y llegó a Nueva York con sólo cuatro centavos en el bolsillo. Al trabajó para el inventor estadounidense Thomas Edison (1847–1931), pero abandonó el trabajo al cabo de un año porque surgieron ciertos desacuerdos entre ambos.

Tesla se estableció en su propio laboratorio, lo que le permitió desarrollar el motor de inducción. Se disgustó profundamente cuando, en 1915, después de haberse propagado el rumor de que iba a ser galardonado con el premio Nobel de física, no llegó a obtenerlo.

A de que inventó unos 700 aparatos, nunca llegó a ser rico. Tenía un carácter excéntrico, que se acentuó en sus últimos años.

Debido a sus escasas habilidades financieras, no se ocupó de patentar estos inventos.

Murió el 7 de enero de 1943 en Nueva York.

El motor de inducción de Tesla

Cuando era estudiante en la universidad de Graz fue testigo de una demostración de los recientemente inventados dinamo y motor de corriente continua (cc).

Inmediatamente empezó a pensar en maneras de el motor usando un tipo diferente de corriente, la corriente alterna (ca), para hacerlo funcionar.




Construyó su primer motor de inducción en su tiempo libre mientras se encontraba en Estrasburgo en 1883.

Utilizó corriente alterna, y no corriente continua, que producía un campo magnético rotatorio y que no necesitaba ni escobillas ni colector, partes esenciales en un motor de corriente continua.

Cuando llegó a los Estados Unidos en 1887 se le concedieron patentes para , transmitir y utilizar electricidad de corriente alterna.

Sin embargo, un año después, vendió estas patentes a la Westinghouse Electrical Company.

En esa época existía el dilema entre la corriente alterna (favorecida por Tesla) para el uso doméstico por encima de la corriente continua (defendida por Edison, antiguo jefe de Tesla).

Finalmente primó el uso de la corriente alterna cuando la Westinghouse Electrical Company, apoyando a Tesla, venció a la compañía eléctrica de Edison al ganar la concesión de generar electricidad en las cataratas del Niágara.

Hoy en día está mucho más extendida la ca que la cc.

Otros avances científicos de Tesla

En 1891 Tesla diseñó lo que se ha conocido como la bobina de Tesla, un transformador que producía electricidad de alta frecuencia y alto voltaje.

En 1899 utilizó este aparato para generar una chispa eléctrica a 40 metros de distancia y para iluminar unas 200 farolas de gas a una distancia de 40 kilómetros, sin cables.

La bobina de Tesla se utiliza todavía hoy en día en el equipo eléctrico de televisores y radios.

La comunicación por radio era otra de las tareas de investigación de Tesla. En 1898 demostró el control remoto con dos reproducciones de barcos en el lago del Madison Square Garden de Nueva York. Después, en 1900, inició la construcción de una torre de emisión, que esperaba que podría transmitir programas de radio a todo el mundo.

Sin embargo, fue obligado a abandonar este ambicioso proyecto por tener un coste elevado.

También desarrolló un sistema para transmitir corriente alterna a todo el mundo sin la utilización de cables, usando la Tierra como conductor. Muchos de sus inventos se adelantaron a su tiempo.

Propuso un método para detectar barcos en el mar, un precursor del radar. Otros de sus inventos no fueron aceptados en los círculos científicos dominantes: por ejemplo el rayo mortal de Tesla que podía destruir, según decía él, 10.000 aviones a una distancia de 400 km.

En 1956 se denominó tesla a la unidad estándar de inducción magnética.

El tesla se utiliza para medir grandes campos magnéticos.











Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*




Léxico y significado de: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , .