Proudhon: citas y frases célebres



Recopilación de citas y frases célebres de Pierre-Joseph Proudhon

Proudhon citas y frases célebres

Tales son en sus principios elementales que concibe a priori el entendimiento humano y están destinados a servir de materiales para todas las futuras construcciones políticas. Pero, aunque esos cuatro tipos (monarquía, , democracia, anarquía) aunque sugeridos a la vez por la de las cosas y el sentimiento de la libertad y del derecho, no son para realizarlos en sí mismos ni con todo el rigor de sus leyes. Son concepciones ideales y formulas abstractas que no pueden pasar a realidad, aunque por ellas se constituyan empírica e intuitivamente todos los gobiernos de hecho. La realidad es compleja por su propia naturaleza: lo simple no sale de la esfera de lo ideal ni llega a lo concreto. Poseemos en esas formulas antitéticas los elementos de una constitución regular, de la futura constitución del genero humano; pero será necesario que pasen siglos y se desenvuelva ante nuestros ojos toda una serie de revoluciones antes que del cerebro que ha de concebirla, es decir, del cerebro de la humanidad, se desprenda la formula definitiva

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

La eterna razón queda al fin justificada, el escepticismo, vencido. No se hará ya responsable de los infortunios humanos a las imperfecciones de la Naturaleza, a las ironías de la Providencia o a las contradicciones del espíritu; la oposición de los principios se presenta al fin como la condición del universal equilibrio

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

Hasta ahora, ninguna revolución fue razonada; por eso poderoso motivo, ninguna completo una victoria

PIERRE-JOSEPH PORUDHON

Ser gobernado es ser observado, inspeccionado, espiado, dirigido, regimentado, numerado, regulado, registrado, adoctrinado, controlado, revisado, estimado, valuado, censurado, ordenado (…) por criaturas que no tienen ni el derecho ni la sabiduría ni la virtud para hacerlo.

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

Prefiero quemar la propiedad privada a fuego lento que insuflarle una nueva fuerza practicando un San Bartolomé con los propietarios

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

Ante tantas constituciones como la Filosofía propone y la historia presenta ensayadas, no hay sino una que reúna las condiciones de justicia, orden, libertad y duración, sin las que no pueden subsistir ni la sociedad ni el . La verdad es una como la Naturaleza: seria por cierto de extrañar que no fuese así, tanto para el espíritu como para la sociedad, que es su mas grandiosa obra

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

(…)La política, variable a lo infinito como arte de aplicación, es en cuanto a los principios que la rigen una ciencia de demostración, ni más ni menos que la Geometría y el Álgebra

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

(…)Las comunidades religiosas, que han tendido al aniquilamiento de la libertad en todos los países y bajos todos los cultos

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

En una democracia no se es, en realidad, ciudadano por ser hijo de ciudadano; para serlo es de todo punto necesario en derecho, independientemente de la cualidad de ingenuo, haber elegido el sistema liberal

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

Los partidarios de la autoridad tienden a dejar la libertad, ya individual, ya local o corporativa, el menor lugar posible, y en su propio provecho y en detrimento de la muchedumbre, y, por el contrario, los partidarios del régimen liberal tienden a restringir indefinidamente la autoridad, y a vencer a la aristocracia por medio de la incesante determinación de las funciones publicas, de los actos de poder y sus formas.

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

Por efecto de su posición, por lo de su fortuna, el pueblo busca en el gobierno de libertad, y la igualdad; por una razón contraria, el patriarcado (propietario, capitalista, empresario) se inclina mas a una monarquía que proteja las situaciones privilegiadas, sea capaz de asegurar en provecho suyo el orden y de, por consiguiente, mas campo a la autoridad que a la libertad

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

La democracia, tanto por asegurar su triunfo como porque ignora las condiciones del poder y es incapaz de ejercerlo, se da un jefe absoluto ante cuya autoridad desaparezca todo privilegio de casta; la burguesía, que teme el despotismo al par de la anarquía, prefiere consolidar su posición estableciendo una monarquía constitucional; de modo que al fin y al cabo el partido que más necesita la libertad y orden legal crea al absolutismo, y del privilegio establece el gobierno liberal, dándole por sanción las restricciones del derecho político.

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

Las contradicciones de la política, los cambios de frente de los partidos, la perpetua mudanza de los papeles son en la historia tan frecuentes y tienen una parte tan grande en los negocios humanos, que no puedo dejar de insistir en ellos.

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

(…) Las consecuencias no tardan en dejarse sentir: despojado de toda dignidad el ciudadano y el municipio, se multiplican las usurpaciones del Estado y crecen en proporción las cargas del contribuyente. No es ya el gobierno. El poder lo invade todo, se lo arroga todo para siempre jamás: guerra y marina, administración, Justicia, policía, instrucción publica, obras y reparaciones publicas, bancos, bolsas, crédito, seguros, socorros, cultos, ahorros, beneficencia, hacienda, aduanas, comercio, agricultura, industria, bosques, canales, transportes. Y coronado todo por una contribución formidable, que arranca a la nación la cuarta parte de su producto bruto. El ciudadano no tiene ya que ocuparse sino en cumplir allá en su pequeño rincón su pequeña tarea, recibiendo su pequeño salario, educando a su pequeña familia, y confiándose para todo lo demás a la providencia del gobierno

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

El feudalismo financiero e industrial se propone consagrar por medio del monopolio de los servicios públicos, del privilegio de la instrucción, de la extremada división del trabajo, del interés de los capitales, de la desigualdad del impuesto la degradación política de las masas, la servidumbre económica o asalariado; en una palabra, la desigualdad de condiciones y de fortunas. La federación agrícola-industrial, por el contrario, tiende a acercarse cada día mas a la igualdad por medio de la organización de los servicios públicos hechos al mas bajo precio posible por otras manos que las del Estado, por medio de la reciprocidad del crédito y de los seguros, por medio de la garantía de la instrucción y del trabajo, por medio de una combinación industrial que permita a cada trabajador pasar de simple peón industrial y artista de jornalero a maestro.

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

Enhorabuena que el trabajo permanezca libre; enhorabuena que se abstenga de tocarlo el poder; que le es aun más funesto que el comunismo. Pero las industrias son hermanas, son las unas parte de las otras, no sufre una sin que las de más no sufran. Fedérense, pues, no para absorberse y confundirse, sino para garantirse mutuamente las condiciones de prosperidad que le son comunes y no pueden construir el monopolio de ninguna. Celebrando un pacto tal, no atentaran contra su libertad; no harán sino darle mas certidumbre y fuerza.

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

¿Qué es el gobierno? ¿Cuál es su principio, su objeto, su derecho? Esa es indudablemente la primera pregunta que el público le plantea al político. Es aparentemente sencilla, pero solo la fe puede contestar. La filosofía es incapaz de demostrar a Dios. La autoridad no es tema del saber, sino de la fe

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

¿Por que creemos en el gobierno? ¿Cuál es la procedencia dentro de la sociedad humana, de la idea de autoridad, de poder, esa ficción de una persona superior llamada Estado? ¿No ocurrirá con el gobierno como con Dios? ¿No seria una de esas concepciones primigenias de nuestro entendimiento, a las que denominamos ideas y que sin realización posible no expresan mas que algo indefinido y no tienen mas esencia que lo arbitrario?

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

La mejor forma de gobierno, como la mas perfecta de las religiones tomada en sentido literal, es una idea contradictoria. El problema no esta en saber como seremos gobernados, sino como seremos mas libres

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

Ha llegado el momento en que la alegoría debe dejar paso a la realidad, en que la teología es impiedad y la fe sacrilegio

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

El catolicismo, la realeza, la propiedad, o sea, el absolutismo, es para nosotros el pasado histórico. La democracia socialista el porvenir

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

La igualdad nace de la desigualdad, la libertad tiene como punto de partida el gobierno

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

Ni bien se inauguró la autoridad en el mundo, se convirtió en objeto de la competencia universal. Autoridad, gobierno, poder, Estado, designan lo mismo y cada uno ve en ellas la forma de oprimir y explotar al semejante. Absolutistas, doctrinarios, demagogos, socialistas, volvieron siempre sus ojos hacia la autoridad, como hacia su único polo

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

Cuando por el análisis filosófico intentamos percibir que es la autoridad, sus principios, sus formas y defectos, de inmediato reconocemos que la constitución de la autoridad espiritual y temporal, no es mas que el organismo preparatorio, esencialmente parasitario y corruptible, incapaz de producir mas que tiranía y miseria

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

El filosofo afirma que todos los partidos, en tanto detentan el poder, son variedades de absolutismo y que no habrá libertad para el ciudadano ni orden para las sociedades ni unión entre los trabajadores, mientras el catecismo político no haya sido reemplazado por la renuncia a la autoridad




PIERRE-JOSEPH PROUDHON

No mas partidos. No mas autoridad. Libertad absoluta del hombre y del ciudadano. Esta es nuestra profesión de fe política y social

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

El absolutismo que fundo el poder del altar, del trono, de la caja de caudales, multiplico las cadenas sobre la humanidad. Luego de la explotación del hombre por el hombre, de la adoración del hombre por el hombre, debemos reconocer la existencia también del juicio del hombre por el hombre, la condena del hombre por el hombre y, terminando la serie, ¡el castigo del hombre por el hombre!

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

La filosofía y la historia enseñan que la moral es inalterable en su esencia aunque cambiante en su forma. Entre los cristianos, moral fue al principio entregar los bienes a la comunidad, luego, derramar sangre para mostrar la realidad de un mito, y luego exterminar a sangre y fuego a sarracenos, herejes y comunistas

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

El hombre comenzó por adorarse a si mismo como dios o naturaleza. Luego, con Jesucristo, empieza a adorarse como humanidad. El movimiento religioso fue del cielo a la tierra; pero la libertad tiene la obligación de abolir poco a poco la idolatría, y el hombre, al ocupar cada vez mas el lugar de dios, tiene que adorarse tanto menos cuanto mas se conozca

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

Causa sorpresa que en el fondo de nuestra política siempre encontremos la teología

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

Las tarifas impuestas por la aduana constituirán una extorsión y el contrabando será un derecho y un deber

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

¿Tenéis alguna idea feliz? ¿Algún descubrimiento importante? Comunicadlo rápidamente a vuestros conciudadanos. Luego, ¡manos a la obra! Pero trabajad sin pedir nada al gobierno, sin atacarlo

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

Es mejor instar a la acción colectiva, sin la cual la condición del pueblo será eternamente desgraciada e impotente. No se debe perseguir al poder, hay que exigirle que no se mezcle en nada y enseña al pueblo a obrar por si mismo, sin el socorro del poder ni de la riqueza ni del orden. Así es como siempre entendí al socialismo

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

La gran revolución intelectual que libera a los espíritus, trae como lógica consecuencia la emancipación en relación con otros individuos. Es correcto afirmar que evolución y revolución son dos actos sucesivos del mismo fenómeno. Primero ocurre la evolución y luego la revolución, que a su vez genera nuevas evoluciones, causa eterna de otras revoluciones. Si la revolución es siempre muy posterior a la evolución, se debe a la resistencia que ofrece el ambiente. Las transformaciones son contrariadas por la resistencia de este y el fenómeno novedoso solo puede producirse empleando una resistencia mas violenta aun

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

Las revoluciones no siempre causan adelantos, del mismo modo que no siempre las evoluciones. Llevan a un principio de justicia

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

Todos los movimiento importantes, sin excepción, fueron obra de la masa movilizada por su instinto o por algunos interesados. Por ello, las ventajas obtenidas solo fueron a parar a las manos de sus dirigentes. La psicología social indica que se necesita vivir prevenido tanto del gobierno establecido como del que pretenda establecerse

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

La paz y el orden son un gran ideal que merece nuestro mejor esfuerzo, pero con la condición de que el orden no sea el de los cementerios y la paz no sea la de Varsovia. Nosotros deseamos una paz que se base en la igualdad y fraternidad entre compañeros y no en la dominación de unos y el servilismo desesperanzado de otros

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

Cada uno aporta su granito al edificio y, una vez realizado su trabajo, desaparece. La eternidad nos precede, la eternidad nos sigue entre dos infinitos ¿qué puede importar a nadie la situación de un simple mortal? Olvida, pues, lector, mi nombre y fíjate únicamente en mis razonamientos

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

El gobierno del hombre para el hombre es la servidumbre. El Estado dominador es esencialmente egoísta, arrogante y frío. Es un hipnotizador que ejerce malévolamente su poder amparado en símbolos de patriotismo y de religiosidad que, aunque esté concebido para frenar y moderar las tendencias animales de los hombres, al hacerlo en nombre de esos pruritos y de esos privilegios, desde una concepción subjetiva, objetivamente maltrata al individuo amparado por su prepotencia y arbitrariedad

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

La democracia no es más que un poder arbitrario constitucional que ha sustituído a otro poder arbitrario constitucional.

PIERRE-JOSEPH PROUDHON

” (…) El labriego que trabaja en arriendo las tierras; el industrial que recibe un préstamo usurario; el contribuyente que paga impuestos, gabelas, patentes, etc. y el diputado que las vota, carecen del conocimiento y de la libertad de sus actos. Sus enemigos son los propietarios, los capitalistas, el Estado

PIERRE-JOSEPH PROUDHON (1840)

El orden político descansa en dos principios conexos, opuestos e irreductibles: la autoridad y la libertad (…) ni la autoridad ni la libertad pueden constituirse aparte, ni dar origen a un sistema que les sea exclusivamente propio; lejos de esto, se hallan condenadas a hacerse perpetuas y mutuas concesiones

PROUDHON

Si tuviera que responder a la siguiente pregunta: ¿Qué es la esclavitud?, y respondiese en pocas palabras: es el asesinato, mi pensamiento se comprendería desde el principio. No necesitaría, ciertamente, grandes razonamientos para demostrar que la facultad de quitar al hombre el pensamiento, la voluntad, la personalidad, es un derecho de vida y muerte, y que hacer esclavo a un hombre es asesinarlo. ¿Por qué razón, sin embargo, no puedo contestar a la pregunta ¿qué es la propiedad?, diciendo concretamente: es el robo, sin tener la certeza de no ser comprendido, aún cuando esta segunda proposición no sea más que una simple transformación de la primera?

JEAN-PIERRE PROUDHON

(…)No siendo posible en política ser fiel a los principios sino en el terreno político, y habiéndose de llegar en la practica a transacciones de todo genero, el gobierno esta, en ultimo análisis, reducido, a pesar de la mejor voluntad y de toda la virtud del mundo, a una creación híbrida y equivoca, a una promiscuidad de regímenes, rechazada por la severa lógica, ante la cual no puede menos de retroceder la buena intención. No se salva de esta contradicción ningún gobierno

PROUDHON

La bandera de la libertad ha servido siempre de abrigo al despotismo; las clases privilegiadas se han rodeado siempre, en interés de sus mismos privilegios, de instituciones liberales e igualitarias; los partidos han faltado siempre a sus programas; y los Estados, reemplazada siempre la confianza por la indiferencia, el espíritu cívico por la corrupción, han perecido por el desarrollo de las mismas nociones en que habían sido fundados. Las razas mas vigorosas e inteligentes han consumido en ese trabajo sus fuerzas; la historia esta llena de sus luchas

PROUDHON

El régimen autoritario , paternal, y monárquico se aleja tanto mas de su ideal cuanto mas numerosa es la familia, tribu o pueblo, y cuanto mas crece el Estado en población y territorio; de suerte que cuanto mas extensión toma la autoridad, tanto mas intolerable se hace (…) por el contrario, el régimen de la libertad se acerca tanto mas a su ideal y tiene tantas mas probabilidades de buen éxito, cuando mas aumenta en población y territorio el Estado, cuanto mas terreno va ganando la ciencia. Pídase al principio en todas partes una constitución, y se pedirá mas tarde la descentralización

PROUDHON

El Estado: de fundador se convierte en obrero; no es ya el genio de la colectividad que la fecunda; la dirige y la enriquece sin atarla; es una vasta compañía anónima de seiscientos mil soldados, organizada para hacerlo todo, la cual, en lugar de servir de ayuda a la nación, a los municipios y a los particulares, los desposee y los estruja. La corrupción, la malversación, la relajación, invaden pronto el sistema; el Poder, ocupado en sostenerse, en aumentar sus prerrogativas, en multiplicar sus servicios, en engrosar su presupuesto, pierde de vista su verdadero papel y cae en la autocracia y el inmovilismo; el cuerpo social sufre; la nación, contra su ley histórica, entra en un periodo de decadencia

PROUDHON

La monarquía, por si y en virtud de su principio, no conoce limites a su desarrollo y que otro tanto sucede con la democracia. Esa facultad de expansión ha pasado de los gobiernos simples o a priori; a los gobiernos mixtos o de hecho, democracias y aristocracias, imperios democráticos y monarquías constitucionales, gobiernos todos que en este particular han obedecido fielmente a su idea. De aquí los sueños mesiánicos y todos los ensayos de monarquía o republica universal. Donde reinan esos sistemas, la absorción no tiene limites. Allí es donde puede decirse que la idea de fronteras naturales es una ficción, o mejor una superchería política; allí es donde los ríos, las montañas y los mares están considerados, no como limites naturales, sino como obstáculos que debe ir venciendo la libertad de la nación y la del soberano. Así lo exige la razón del principio mismo: la facultad de poseer, de acumular, de mandar y de explotar es indefinida; no tiene por limites sino el universo. El mas famoso ejemplo de esa absorción de territorios y pueblos ha sido el Imperio romano, que tenia su centro y su capital en una península, en medio de una mar dilatado, y sus provincias hasta donde podían alcanzar los ejércitos y los agentes del fisco

PROUDHON

Todo Estado es anexionista por naturaleza. Nada le detiene en su marcha invasora, como no sea el encuentro de otro Estado. Los más ardientes apóstoles del principio de las nacionalidades no vacilan en contradecirse, si lo exigen los intereses y, sobre todo, la seguridad de su patria

PROUDHON

Hasta nuestros días, los prejuicios y los abusos han pululado y se han cebado en los Estados federales con tanta intensidad como en las monarquías feudales o unitarias; ha habido preocupaciones de nobleza, privilegios de burguesía, autoridad de la iglesia, y como resultado de todo, opresión del pueblo y servidumbre del espíritu; así que la libertad estaba como metida en una camisa de fuerza, y la civilización hundida en un statu quo invencible

PROUDHON










Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*




Léxico y significado de: .