A LA SANTÍSIMA MADALENA de Lope de Vega



A LA SANTÍSIMA MADALENA de Lope de Vega

 

LXVIII

Buscaba Madalena pecadora
un hombre, y Dios halló sus pies, y en ellos
perdón, que más la fe que los cabellos
ata sus pies, sus ojos enamora.

De su muerte a su vida se mejora,
efecto en Cristo de sus ojos bellos,
sigue su luz, y al occidente dellos
canta en los cielos y en peñascos llora.

«Si amabas, dijo Cristo, soy tan blando
que amor a amó conquisto,
si amabas, Madalena, vive amando».




Discreta amante, que el visto
súbitamente trasladó llorando
los amores del mundo a los [de] Cristo.

 

Añade tus comentarios sobre A LA SANTÍSIMA MADALENA de Lope de Vega  y consulta los comentarios de otros lectores interesados en este poema.

En los comentarios inferiores puedes consultar (o añadir si no están) el resumen, análisis y estructura de «A LA SANTÍSIMA MADALENA», figuras literarias que se utilizan en «A LA SANTÍSIMA MADALENA», tema, métrica y rima utilizada, comentarios estilísticos, contextualización de la poesía, interpretaciones,  valoraciones personales sobre A LA SANTÍSIMA MADALENA de Lope de Vega  y todo lo que desees aportar.











Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*




Léxico y significado de: , .