EN TU CASA DESIERTA de Ramón López Velarde



EN TU CASA DESIERTA de

 

El alma llena de recogimiento,
mudos los labios, me detengo en cada
lugar de tu mansión, ensimismada
cual si la fatigase un pensamiento.

El naranjo medita. En el momento
en que estoy en tu alcoba, la
me dice que en la noche prolongada
tu rostro tibio la dará contento.

Honda es la paz… Pero la angustia crece
al mirar que no vuelves. Hace
el viento entre las hojas, y parece

que en el patio se quejan los difuntos…
¡Es el naranjo, que al tu olvido
me está invitando a que lloremos juntos!




 

Añade tus comentarios sobre EN TU CASA DESIERTA de Ramón López Velarde  y consulta los comentarios de otros lectores interesados en este poema.

En los comentarios inferiores puedes consultar (o añadir si no están) el resumen, análisis y estructura de «EN TU CASA DESIERTA», figuras literarias que se utilizan en «EN TU CASA DESIERTA», tema, métrica y rima utilizada, comentarios estilísticos, contextualización de la poesía, interpretaciones,  valoraciones personales sobre EN TU CASA DESIERTA de Ramón López Velarde  y todo lo que desees aportar.











Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*




Léxico y significado de: , .