Teorías de la evolución antes de Darwin



La teoría de la evolución está estrechamente asociada a la figura de Charles Darwin, quien descubrió el proceso de la selección natural.

Sin embargo, antes de que Darwin publicara sus ideas, varios científicos y filósofos ya habían propuesto el concepto de evolución para explicar la diversidad de la vida.

Uno de los más importantes fue Jean Baptiste Lamarck, cuya teoría fue ampliamente aceptada hasta el siglo xx, aunque fuera posteriormente rebatida.

fosil

Teorías de la evolución en la Grecia antigua

En una época tan alejada como el siglo vi a.C., los griegos ya consideraron los fósiles como los restos de seres que habían vivido en el pasado.

En el siglo iv, el filósofo griego Aristóteles imaginó que debía de haber algún guía que mejorara constantemente el mundo de los seres vivos.

Formuló una teoría según la que las plantas más simples habían sido creadas primero, luego las más complejas, los moluscos, los artrópodos y, finalmente, los vertebrados.

Sin embargo, Aristóteles consideró cada grupo como una creación separada, no surgido a partir del anterior, por lo que su teoría no era verdaderamente evolucionista.

Desde Aristóteles hasta el siglo xviii no se realizó prácticamente ningún avance significativo.

La teoría de Linné

En 1735, el botánico sueco Linné (Carolus Linnaeus) publicó su libro Systema Naturae.

En él propuso un sistema de clasificación en el que las plantas y los animales estaban dispuestos según el grado de similitud existente entre ellos.

En un no propuso que el grado de similitud entre especies fuera debido a relaciones evolutivas.

Pero en la segunda edición de su libro, publicada en 1766, Linné sugirió que cada grupo de especies similares (que clasificó como géneros) había surgido a partir de una especie ancestral, lo que implicaba la idea de evolución.

La teoría de Buffon

El naturalista francés George Buffon (1707–1788), contemporáneo de Linné, observó que los fósiles encontrados en los estratos de rocas inferiores diferían de las especies actuales más que los encontrados en los estratos superiores, que eran fósiles más recientes.




Buffon pensó que las formas de esas criaturas habían experimentado cambios como consecuencia directa de un en el medio ambiente, en especial climático y del nivel del mar.

En un determinado momento llegó a sugerir un origen común del hombre y los simios, pero se retractó inmediatamente de su teoría.

En aquel momento era difícil reconciliar la teoría de la evolución con la visión de la ortodoxia cristiana, según la que los seres humanos están en un nivel superior al de los animales y creó a todas las especies al mismo tiempo.

La teoría de Erasmus Darwin

Erasmus Darwin (1731–1802) fue un médico inglés, inventor, poeta y naturalista.

Aunque es más famoso por ser el abuelo de Darwin, es también recordado por sus largos poemas didácticos sobre la ciencia y la naturaleza.

En el poema Zoonomia (1794–96) expuso su teoría de la evolución, declarando que todos los animales de sangre caliente habían surgido a partir de un único vivo.

Su teoría estaba inspirada en las observaciones de los cambios en la naturaleza, como la metamorfosis del renacuajo a la rana y las modificaciones que tenían lugar en las plantas cultivadas y los animales domesticados.

La teoría de la evolución de Lamarck

El naturalista francés Jean Baptiste Lamarck (1744–1829) fue un defensor de la teoría de la evolución más enérgico que sus predecesores.

Él creía que los animales eran modificados por influencia del entorno y que estas modificaciones eran heredadas por sus descendientes.

La causa principal de dichas transformaciones, según Lamark, era el uso o desuso de órganos concretos durante largos períodos de tiempo.

Por , según él, el hijo de un herrero heredará los musculosos brazos que su padre ha adquirido tras años de ardua labor.

Las teorías de Lamarck recibieron fuertes ataques en la época de su publicación, aunque fueron los prejuicios y no la ciencia los que provocaron dicha oposición.

Cuando los últimos descubrimientos de Darwin despertaron el interés en la evolución, el lamarkismo experimentó un resurgimiento. La teoría fue rebatida cuando, a principios del siglo xx, se llegaron a en profundidad los mecanismos de la herencia.

Sin embargo, algunos siguieron defendiendo el lamarkismo, en especial el influyente biólogo soviético Trofim Lysenko.

Lysenko utilizó su posición de poder bajo el régimen de Stalin para imponer el lamarkismo como la doctrina científica oficial en la Unión Soviética hasta principios de los años cincuenta.











Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*




Léxico y significado de: .