A LA SEPULTURA DE TEODORA DE URBINA de Lope de Vega



A LA SEPULTURA DE TEODORA DE URBINA de Lope de Vega

 

178

Mi bien nacido de mis propios males,
retrato celestial de mi Belisa,
que en mudas voces y con dulce risa,
mi destierro y consuelo hiciste iguales;

Ciego, llorando, niña de mis ojos,
segunda vez de mis entrañas sales,
mas pues tu blanco pie los cielos pisa,
¿por qué el de un hombre en tierra tan

quebranta tus estrellas celestiales?
sobre esta cantaré, que es mina
donde el que al indio en propio suelo,

hallé más presto el oro en tus despojos,
las perlas, el coral, la plata fina;
mas, ¡ay!, que es ángel y llevólo al cielo.




 

Añade tus comentarios sobre A LA SEPULTURA DE TEODORA DE URBINA de Lope de Vega  y consulta los comentarios de otros lectores interesados en este poema.

En los comentarios inferiores puedes consultar (o añadir si no están) el resumen, análisis y estructura de «A LA SEPULTURA DE TEODORA DE URBINA», figuras literarias que se utilizan en «A LA SEPULTURA DE TEODORA DE URBINA», tema, métrica y rima utilizada, comentarios estilísticos, contextualización de la poesía, interpretaciones,  valoraciones personales sobre A LA SEPULTURA DE TEODORA DE URBINA de Lope de Vega  y todo lo que desees aportar.











Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*




Léxico y significado de: , .