Adam de Federico García Lorca



Adam de Federico García Lorca

 

Árbol de Sangre riega la mañana
por donde gime la recién parida.
Su deja cristales en la herida
y un gráfico de en la ventana.
Mientras la que viene fija y
blancas metas de fábula que olvida
el tumulto de venas en la
hacia el turbio frescor de la manzana,
Adam sueña en la fiebre de la arcilla
un niño que se acerca galopando
por el doble latir de su mejilla.
Pero otro Adán oscuro está soñando
neutra luna de piedra sin semilla
donde el niño de luz se irá quemando.




 

Añade tus comentarios sobre Adam de Federico García Lorca  y consulta los comentarios de otros lectores interesados en este poema.

En los comentarios inferiores puedes consultar (o añadir si no están) el resumen, análisis y estructura de “Adam”, figuras literarias que se utilizan en “Adam”, tema, métrica y rima utilizada, comentarios estilísticos, contextualización de la poesía, interpretaciones,  valoraciones personales sobre Adam de Federico García Lorca  y todo lo que desees aportar.











Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*




Léxico y significado de: , .