Perlas negras XLII de Amado Nervo



Perlas negras XLII de Amado Nervo

 

Yo también, cual los héroes medievales
que viven con la vida de la ,
luché por tres divinos ideales:
¡por mi Dios, por mi Patria y por mi Dama!
Hoy que Dios ante mí su faz esconde,
que la Patria me niega su ternura
de madre, y que a mi acento no responde
la voz angelical de la ,
bajo el peso del destino
esquivando el combate, siempre rudo,
heme a la vera del camino,
resuelto a descansar sobre mi escudo.
Quizá mañana, con afán contrario,
ajustándome el casco y la loriga,
de iré tras el combate diario,
exclamando: ¡Quién me ame que me siga!
…Mas hoy dejadme, aunque a la gloria pese,
dormir en sobre mi escudo roto;
dejad qu’en mi redor el ruido cese,
que la brisa noctívaga me bese
y el me de su flor de




 

Añade tus comentarios sobre Perlas negras XLII de Amado Nervo  y consulta los comentarios de otros lectores interesados en este poema.

En los comentarios inferiores puedes consultar (o añadir si no están) el resumen, análisis y estructura de “Perlas negras XLII”, figuras literarias que se utilizan en “Perlas negras XLII”, tema, métrica y rima utilizada, comentarios estilísticos, contextualización de la poesía, interpretaciones,  valoraciones personales sobre Perlas negras XLII de Amado Nervo  y todo lo que desees .











Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*




Léxico y significado de: , .