Dante Alighieri: vida y obra de un genio.

 




 



Dante Alighieri nació en Florencia (Italia) el día 8 de mayo de 1265, en el seno de una familia burguesa.

Amó apasionadamente a Beatriz, amiga de la infancia, que falleció en 1290.

Un año después de la muerte de su enamorada publicó Vita Nova, anuncio de su posterior e inmortal Divina Comedia.

Falleció en Roma el 14 de septiembre de 1321.

 

Dante Alighieri: vida y obra de un genio.
Dante Alighieri: vida y obra de un genio.

El infierno de Dante

Tradicionalmente se ha venido considerando el infierno como una hoguera inmensa situada en el centro justo de la Tierra.

Los volcanes en ese caso, no serían más que los respiradores de la infernal mansión.

San Juan evangelista nos ofrece en el Apocalipsis una descripción terrorífica que ha de ser aceptada no al pie de la letra, sino en un sentido figurado y misterioso.

San Juan Crisóstomo situó el infierno en las profundas tinieblas del aire, y San Isidoro de Sevilla lo colocó en la parte terrestre no habitada por los hombres.

Según algunos teólogos, sin embargo, el infierno debe más bien llamarse estado, que no lugar.

Según éstos, todo lo referente al lugar, naturaleza de la pena, gravedad e intensidad de la misma no es de fe.

Dante, en la primera parte de su Divina Comedia, lo describe como un embudo de nueve pisos, inspirándose en las enseñanzas de los árabes más que en las cristianas, según demostró hace muchos años el sacerdote español Asín Palacios.

Sobre su puerta de entrada, el infierno de Dante tiene una pavorosa inscripción que previene a los hombres:

Por mí se va a la ciudad del dolor. Por mí se va al tormento eterno.
Por mí se va hacia las gentes perdidas. La justicia movió a mi Supremo Creador. Soy obra del Supremo Poder, de la Suma Sabiduría, del primer Amor.
Antes de mí, no fue cosa alguna creada, sino las eternas, y yo duro eternamente. ¡Oh, los que aquí entréis, abandonad todas vuestras esperanzas!




Cogido de la mano de Virgilio, Dante penetra en el vestíbulo del infierno.

Bajo un cielo sin estrellas -se lee en el canto tercero de la Divina Comedia- se oían allí quejas, suspiros y sollozos. La compasión arrancó de mis ojos copiosas lágrimas. Mil diversos lenguajes, gritos de rabia y de desesperación, blasfemias, voces roncas o estridentes, acompañados de un tumultuoso chocar de manos, levantaban un impetuoso rumor que agitaba aquellas perpetuas nieblas lo mismo que el aire huracanado forma torbellinos en las arenas de la playa …

Acompañado por Virgilio, Dante recorre todos los círculos infernales.
Los tormentos de los condenados son cada vez más espantosos. Recorren luego el purgatorio y por fin, acompañado esta vez por la sublime Beatriz, penetra en el paraíso.

 

Esas tres dimensiones sobrenaturales –infierno, purgatorio y paraíso– se corresponden con los tres actos en que puede considerarse dividido este inmortal poema épico-teológico.

Cada una de las tres partes de la Divina Comedia está escrita en tercetos, en lengua vulgar, no en latín, según era costumbre en aquellos tiempos.

Se subdividen a su vez en «cantos» relativamente cortos, de 130 a 140 versos cada uno.

 

Dante Alighieri: un visionario

Los valores de la Divina Comedia son inmensos.

  • Erudito notabilísimo, Dante reunió en su obra todos los conocimientos de su tiempo, pero, no satisfecho con eso, se adelantó a la cultura científica de su siglo.
    Muchos años antes de que naciera Colón, por ejemplo, presintió la existencia en el occidente de tierras todavía no conocidas.
  • Se anticipó asimismo a Galileo y Newton en la atracción universal y en la pesantez de los cuerpos hacia el centro de la tierra.
  • Indicó antes que Linneo la reproducción sexual de las plantas, y presumió el flujo y reflujo de las olas del mar, como efecto de la acción de la Luna.
  • Otro mérito de la Divina Comedia fue el de haber sido escrita en lengua vulgar, en dialecto toscano, haciendo con ello posible que el nuevo idioma cobrase vigor y vida.

Pero, sobre todo, Dante nos ofrece en su maravilloso poema escenas de arrebatadora poesía, jamás superadas en belleza y expresividad …

 




Esto que tambien te pueden interesar








Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.



Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*