Las siete maravillas del mundo antiguo

 




 



Si quisiéramos enumerar las maravillas del mundo moderno nos veríamos en aprietos por la controversia que originaria, ya que, lo que a nosotros nos pueden parecer maravillas, para otros lo pasarían de ser inventos o descubrimientos importantes, pero no prodigiosos.

 

Cada poco tiempo aparecen en Facebook o Twitter distintas encuestas para buscar las maravillas del mundo moderno y, aunque sea sí según una votación de miles con millones de personas, siempre hay alguien que no está conforme.

En cambio, las maravillas del mundo antiguo fueron siete, y en eso o no hay discusión.

 

Hacia mediados del siglo tercero a. C., un ilustrado ingeniero llamado Filón de Bizancio redacta la primera lista de las maravillas del mundo en ese momento,  y hacia el año 150 a. C. o una segunda mención de las mismas, esta vez efectuada por un poeta, Antipatros de Sidón.

Lo cierto es que se eligieron siete obras monumentales como dignas de ser nombradas pero ¿sabes por que se eligieron 7 las maravillas del mundo?. No fué casual, se eligió el número siete porque tenía un valor mágico.

  • Las pirámides de Gizeh
  • Los jardines colgantes de Babilonia
  • El faro de Alejandría
  • El coloso de Rodas
  • La estatua de Zeus en Olimpia
  • El templo de Artemisa en Éfeso
  • El mausoleo de Halicarnaso

A estas siete maravillas se les pudo haber unido una más, la octava maravilla del mundo antiguo, el templo de Jerusalén levantado por Salomón en el siglo X a. C., pero solo debido al valor mágico que tenía el número siete, se quedaron en esa cifra.

 

Las pirámides de Gizeh

Estas son la primera de las maravillas del mundo antiguo.

Para ponernos antecedentes a la hora de hablar de estas pirámides tenemos que remontarnos a más de 4600 años atrás.

Para ser más exactos al año 2650 a. C., ya que fue entonces cuando fueron construidas.

Tres reyes que la IV dinastía de los faraones egipcios hicieron levantar sus pirámides: Keops, Kefren y Micerino.

Se cree que los bloques de piedra fueron movidos desde Libia y solo este trabajo llevo más de 10 años.

Se calcula que para construir la pirámide de Keops trabajar unos 100.000 esclavos, quienes no solo portaban los bloques de piedra (más de 2 millones)  si no que construyeron las rampas, palancas y los rodillos que su transporte y exigía.

Lo cierto es que las pirámides de Keops, Kefren y Micerino  son las más espectaculares de todo Egipto, y superan a todo el resto por su interés arquitectónico, artístico e histórico.

  • La pirámide de Keops mide 137,18 m de altura y 233 m de lado
  • La pirámide de Kefren mide 136,40 m de alto y 210,46 m de lado
  • La pirámide de Micerino  mide 62 m de altura y 108,04m de lado
Las piramides de Gizeh
Las piramides de Gizeh

 

Los jardines colgantes de Babilonia

Semiramis fué una reina legendaria de Asiria qué se supone que vivió en el siglo XII a. C.

Según el mito, había cautivado con su belleza y valor al rey Nino, quien la rapto.

Al poco tiempo Semiramis hizo asesinar al Nino para gobernar como única soberana.

Fue entonces cuando fundó la Ciudad de Babilonia y comenzó a conquistar Asiria.

Después de reinar durante 42 años abdicó ante una conspiración dirigida por su hijo Ninias.

Las  leyenda termina diciendo que Semiramis desapareció convertida en paloma.

Babilonia era una ciudad presuntuosa, compuertas monumentales y grandes templos y palacios con terrazas que nos tenían los famosos jardines colgantes.
Por medio de bombas hidráulicas, el agua del Eúfrates  era  llevada hasta las terrazas para regar plantas y árboles.

En esta ciudad fue donde se levantó la famosa y bíblica torre de Babel, ya llega y no como monarca absoluto Nabucodonosor II, que destruyó el reino de Judá Y su capital, Jerusalén, y  construyó los grandes canales del Eufrates.

En cuanto los jardines colgantes de Babilonia no se sabe con certeza como eran en realidad.

Jardines colgantes de Babilonia
Jardines colgantes de Babilonia

 

 

 

El faro de Alejandría

Hacia final del siglo cuartos y principios del siglo tercero a. C. vivía en Alejandría un arquitecto de origen griego conocido como Sóstrato de Cnido, quién estaba servicio el rey de Egipto Tolomeo I.

Sostrato, por orden de Tolomeo I,  construyó, en una península de la ciudad de Alejandría, un faro que, en su época, se consideró como una maravilla técnica.

Sobre una amplia base cuadrada levanto una torre octogonal unos 100 m de altura.

En la parte superior construyó un recinto donde por las noches había un fuego alimentado con resina que servía de señal de aviso los navegantes.

La Torre fue destruida por un terremoto en 1375.




El Faro de Alejandria
El Faro de Alejandria

 

 

El coloso de Rodas

Otra de las fantasticas maravillas del mundo antiguo.

Este enorme estatua fue erigida en honor te Apolo como dios del sol (Helios) a la entrada del puerto de la isla de Rodas.

Estaba fundida en bronce y tenía una altura de poco más de 30 m.

Según la referencias, sus pies descansaba sobre sendas moles que habían sido levantadas a cada lado de la entrada del puerto y tenía una antorcha encendida en la mano derecha.

El escultor del coloso de Rodas fue Cares de Lindo

Comenzó a construir la estatua hacia el año 290 a. C. y acabo unos 12 años después.

Lamentablemente un terremoto derribó este coloso y lo hundió en el mar, quedando solo sus pedestales restos de los pies.

El coloso de Rodas
El coloso de Rodas

 

 

La estatua de Zeus en Olimpia

Zeus era para los griegos el padre de los dioses (el Júpiter de los romanos).

En el señor absoluto del mundo el que abría los hombres el camino de la razón.

Fidias fue un famoso escultor griego del siglo V antes de nuestra era, que también fue un gran fundidor, orfebre  y grabador de metal.

Pues bien: Fidias, para el santuario de Zeus erigido en la ciudad de Olimpia, una increible estatua del padre de los dioses, la que llegó a constituirse en una de las siete maravillas del mundo antiguo.

La figura del dios Zeus, de 13m de altura, aparecía sentada en un trono de ébano, bronce, marfil, oro y piedras preciosas.

El rostro estaba enmarcado en una densa barba blanca rizada, y con la mano derecha Zeus sujetaba a La Victoria, y con la izquierda sostenía el cetro con un águila.

Un incendio destruyó en el año 475.

La estatua de Zeus en Olimpia
La estatua de Zeus en Olimpia

 

 

El templo de Artemisa en Éfeso

La Artemisa de los griegos era la Diana cazadora de los romanos, y la imaginaban hermosa, solitaria, casta y pura, y estaba relacionada con la luna.

En varias partes de Grecia se me rendía culto como una diosa lunar, en Éfeso se levanto un templo que tenía 127 columnas, sobre una superficie de 73 × 141 m.

Era una verdadera maravilla, pero un ciudadano griego llamado Eróstrato, que quería salir del anonimato y adquirir celebridad, lo incendio en el año 356 a. C..

Los habitantes de Éfeso lo condenaron a morir en las llamas y prohibieron que se mencionara ese nombre  a fin de que no pudiera adquirir  notoriedad, cómo era su deseo.

Pero pese a ello, el nombre fue conocido.

Dinocrates, Arquitecto griego, reconstruyó el templo en su antiguo emplazamiento, pero los godos lo destruyeron definitivamente en el año 262 d. C.

El templo de Artemisa en Efeso
El templo de Artemisa en Efeso

 

 

El mausoleo de Halicarnaso

Allá por el siglo cuarto a. C. existía en el norte de Asia Menor una región llamada Caria que tenía dos ciudades importantes: Mileto y Halicarnaso.

El señor Caria, el monarca se llamaba Mausolo, y su mujer Artemisa.

Parece ser que Mausolo tenía grandes deseos de pasar a la posteridad, anhelo que era compartido por su esposa.

Lo cierto es que Mausolo Mando construir para el una tumba monumental que proclamarse la fama a través de los tiempos, para lo cual hizo ir a Caria a los mejores y más celebres arquitectos jónicos.

Pero no puedo ver terminada su obra, pues murió en el año 353 a. C. después de haber gobernado durante 24 años.

Su mujer hizo continuar la obra, que se convierte una de las siete maravillas del mundo.

El sepulcro o mausoleo (pues el nombre de mausoleo proviene  precisamente de Mausolo) constaba de tres cuerpos,  coronado por una cuadrícula con estatuas de Mausolo y  Artemisa, y media 42 m de alto.

En el siglo cuarto de nuestra era fue arrasado por los turcos.

 

El mausoleo de Halicarnaso
El mausoleo de Halicarnaso

 

 

 









Puedes escribir tus opiniones y comentarios con tu cuenta de Facebook o directamente en la parte inferior de la página.





Te ha resultado útil o interesante


Por favor valora
"Las siete maravillas del mundo antiguo"


1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)

Puedes ayudar al resto de usuarios compartiendo tu opinión y conocimientos en los comentarios inferiores.





Sé el primero en comentar

Comentar el artículo

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*




: - .