Saltar al contenido
Deberes escolares » Arte » Artistas » GUSTAVE COURBET: Vida y Obras

GUSTAVE COURBET: Vida y Obras

GUSTAVE COURBET (Pintor) (1819-1877)

Courbet nació en una familia de terratenientes en Besançon, Francia.

Después de asistir a una escuela en la misma ciudad, comenzó a tomar clases de pintura y comenzó sus estudios de derecho en París.

Finalmente decidió estudiar dibujo y pintura por iniciativa propia, copiando a los grandes maestros del Louvre, principalmente Hals y Velázquez .

Sus primeras obras fueron una serie de autorretratos.

En 1844 expuso por primera vez en el Salón de París y años más tarde presentó los cuadros Entierro en Ornans y El estudio del artista, que le costaron severas críticas y el rechazo del Salón de París por sus temas demasiado prosaicos.

Courbet no se dio por vencido y construyó un pabellón cerca del Salón, donde expuso cuarenta y cuatro de sus obras, que llamó realistas, fundando así este movimiento.

El público no vio con satisfacción esta nueva estética de las clases trabajadoras.

Courbet, por su parte, se reunió para compartir opiniones con sus amigos: el pintor y fanático socialista Prud’hon, el escritor Baudelaire y el irónico caricaturista Daumier .

Se ha discutido mucho sobre por qué Courbet eligió los trabajadores como tema.

De hecho, los hombres en sus pinturas no expresan ninguna emoción y parecen más parte de un paisaje que sus personajes.

Courbet ha permanecido, en esta etapa realista, muy lejos del colorismo romántico, acercándose, en compensación, al tenebroso realismo español del barroco, con una profusión de negros, ocres y marrones, bañados en una pátina gris.

Esto se muestra en su pintura más importante, El Taller del Artista (1855) , en la que expresó su desaprobación de la sociedad.

Alrededor de 1850, el realismo de Courbet se desvanece y da paso a una pintura de formas voluptuosas y contenido erótico, de figuras femeninas al estilo de Ingres, pero más carnosas.

A ellos les siguieron una serie de bodegones, imágenes de caza y paisajes marinos que confirmaron su capacidad creativa y su impecable técnica.

Hacia 1870, Courbet fue acusado de destruir una columna en la plaza Vendôme, lo que llevó al pintor a trasladarse a Viena.

En París, sus obras fueron rechazadas, y el estudio del artista fue subastado para pagar la restauración de la columna.

 

Obra de Courbet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.